ES EN DE Identificarse | Enviar fotos | Enviar videos


Hall of Fame


No creo ser modelo
Modelo: No creo ser modelo
Soraya
Modelo: Soraya
Sue
Modelo: Sue
Zaira y Gilberto
Modelo: Zaira y Gilberto
Carla
Modelo: Carla
Rolinga
Modelo: Rolinga
      

Relatos eróticos > Orgías

AddThis Feed Button RSS
Orgías (56)
Amor filial (79)
Intercambios (51)
Confesiones (119)
Fantasías (18)
Infidelidades (140)
Gays (53)
Hetero (51)
No consentido (25)
Dominación (33)
Primera vez (49)
Maduras (42)
Lésbicos (19)
Varios (35)
Sexo virtual (11)
Control mental (4)


<< El pequeño vestido púrpura Mi novia medio virgen >>

Un trio de Navidad en Bolivia
Autor: anómimo - Categoría: Orgías

Llegaba a pensar que nunca iba a escribir un relato tan excitante como los que leía en estas paginas, pero aquí estoy escribiéndoles, somos una pareja de La Paz Bolivia, todo empezó una noche en que estábamos mirando una película pornográfica, en la cual solamente se veían escenas de Dobles Penetraciones, nos empezamos a calentar viendo aquello, esa noche fue intensa fue de ahí que surgió la idea de hacer un trío HMH y decidimos invitar a una persona totalmente desconocida para nosotros, así que pusimos nuestro anuncio en distintas paginas en Internet. Respondieron muchos pero nada de nuestro agrado en un principio, tanto así que dejamos la idea de lado por un buen tiempo. Pero el deseo de realizar aquella fantasía seguía muy latente cuando hacíamos el Amor, así que esta vez mi marido se ocupo de hacer los contactos ya que mi fantasía era esa el que en un encuentro común de esos que mi marido tenia con sus amigos los dos se aprovecharan de mi y me cogieran ambos al mismo tiempo.

Una tarde en la víspera de navidad mi marido me invito a salir yo no quería pero el insistió mucho, yo no tenia ni idea de lo que pasaría después, entramos a la ducha juntos, allá me hizo el amor muy fogosamente, antes de salir me dijo que me rasurara muy sensual y así lo hice al igual que el.

Luego nos vestimos y el insistió en sugerirme que usara unas prendas sexys, el escogió la ropa interior un conjunto negro que se amarra por los costados y por detrás, como estaba haciendo mucho frío yo decidí ponerme encima un top de color celeste y un pantalón blanco, que dejaba ver a la perfección mi ropa interior, eso a el le encanta, que me anden mirando y babeando detrás de mi ya que tengo un trasero muy rico... me abrigue un poco y salimos.

Nos dirigimos rumbo a la Calle Potosí, a un lugar llamado Centro Cultural Khana, estaba repleto, encontramos una mesa en el fondo y pedimos dos cervezas, nos pusimos a beberlas y bailar un poco, luego de una media hora el fue al baño y al volver regreso con un amigo, con el que no se veían desde hace mucho tiempo, así que el quiso invitarnos un par de cervezas y aceptamos la oferta, entonces el vino a nuestra mesa a compartir la víspera de navidad arguyendo que estaba solo ahí y que sus amigos le habían fallado ya nunca aparecieron.

Pasamos unas horas bailando, charlando y bebiendo pero poco aunque a mi la verdad ya se me estaba subiendo a la cabeza, charlábamos de todo un poco y los ánimos empezaban a calentarse, decidimos irnos juntos pero ya estando afuera el aire frío hizo que me sintiera mas borracha aún, así que ni me di cuenta de por donde iba, solo veía que ellos charlaban de a donde iríamos a continuar la noche y compraban mas bebidas, luego de un rato de charlas y decisiones nos fuimos caminando por las calles yo arrimada al hombro de mi marido ya que me daba vueltas la cabeza... bueno llegamos a la calle murillo y su amigo entro en una Residencial allá por la calle Tarija, al rato salió y nos invito a pasar, entramos a una habitación muy acogedora con una cama grande en medio y música ambiental muy sexy, nos sentamos en ella y el empezó a preparar las bebidas.

Yo estaba muy nerviosa ya que presentía lo que pasaría luego y de solo pensarlo empecé a excitarme y sentía como dentro de mi se empezaba a calentar todo mi ser, decidí ir al baño para refrescarme un poco, pero no pude incorporarme bien así que me acompaño mi marido, lo sentía muy nervioso al igual que yo, luego volvimos a la habitación. Ya en ella su amigo estaba esperándonos y se notaba que estaba muy excitado y en sus ojos se veía que se moría de ganas de desnudarme, manosearme y cogerme conjuntamente con mi marido, pero el lo disimulaba y decidió ir al baño, talvez a refrescarse un poco, dejándonos solitos un momento, mi marido que es tan arrecho me desnudaba con la mirada y se notaba que estaba muy ansioso, volvió el amigo y nos dijo que jugáramos algo y mi marido lo apoyo.

Yo estaba muy confundida y nerviosa, la cabeza me daba vueltas, pero también sentía como la excitación en mi subía lentamente al imaginarme lo que podría pasar. Ellos decidieron jugar a la botella y las penitencias estaban un poco subiditas de tono, cosas como, tomar un vaso en seco, quitarnos prendas, besos, bailes sexys y con streptease incluido... los tres estuvimos de acuerdo así que empezamos a jugar, yo perdí la cabeza en ese momento acepte y cumplí sin reclamar todas las penitencias que me tocaban al igual que ellos. Al empezar parecía que yo estaba ganando y disfrutaba como se quitaban las prendas delante mío además de que ellos me daban la oportunidad de escoger la prenda que yo quería que se quiten, eso me puso mas caliente y me hizo sentir muy atrevida pero la parte mas rica fue cuando su amigo se quito el pantalón y pude observar como se estaba mojando su ropa interior, talvez pensando en lo que me esperaba después, me exalte mas aún cuando mi marido se quito el calzoncillo delante de los dos, pude observar como el amigo se excitaba mirándolo y yo empezaba a imaginarme lo que me harían, junto a ese pensamiento un estremecimiento paso por todo mi cuerpo, para eso mi vagina estaba completamente húmeda y chorreando en fluidos, sentía como mi ropa interior se humedecía y como era un tanga muy delgadita se me metía en la rajita más y más.

Hasta ese momento yo solo había tenido dos penitencias que habían sido el tomar un vaso lleno y sacarme la chamarra que llevaba o sea que aún yo estaba vestida y ellos ya estaban técnicamente desnudos, solo les quedaba las medias, note que como ellos estaban perdiendo y se encontraban muy excitados se pusieron de acuerdo solo con la mirada así que en ese momento se me acabó la suerte y yo también ansiaba que se me acabara, me toco a mi despojarme de cada una de mis prendas para eso ellos propusieron aumentar dos penitencias una era perder dos prendas al mismo tiempo pero que yo no me las sacara sino que ellos me las sacaran y la otra era chupar cualquier parte del cuerpo de otro e invitar al otro a hacer lo mismo en la misma parte, me parecieron dos penitencias demasiado excitantes así que las acepte, eligieron la primera penitencia y tuvieron que quitarme dos prendas, para esto me hicieron parar y ambos se colocaron delante y detrás mío, yo ardía al verme en medio de dos hombres excitadísimos, totalmente desnudos, con unas ganas locas de arrancarme la ropa y cogerme como ellos quisieran, se apretaron ambos contra mi cuerpo y sentí sus penes muy duros y palpitantes, bailamos un momento muy suavemente mientras sus manos recorrían mi cuerpo, mi esposo que estaba delante mío, me acariciaba los senos y me besaba muy apasionadamente la boca y luego el cuello, mientras su amigo detrás de mi deslizó sus manos por mi cintura hacia el broche de mi pantalón y empezó a desabrocharlo luego me bajó la cremallera y metió sus manos para acariciar mi piel empezó a bajarme lentamente el pantalón, mientras lo hacía se detenía para apretarme el trasero, sobre mi piel desnuda, luego acariciaba el estomago y me besaba el cuello por detrás al igual que mi esposo, esa sensación es algo muy rico, mi esposo luego de un momento se apartó un poco para tomar mi top y sacármelo, mientras su amigo terminaba de sacarme el pantalón besándome las piernas y las nalgas en el transcurso.

Eso me puso a mil así que para disimular un poco me senté y ellos lo hicieron también, yo de reojo miraba sus penes que estaban muy erguidos y también como yo chorreándose en fluidos, que deliciosa vista, mientras yo estaba distraída con esa vista mi esposo hizo girar la botella y casualmente me volvió a tocar así que esta vez pidieron que me sacara todo lo que me quedaba de ropa bailando muy atrevidamente y ellos se sacarían también lo que les quedaba, o sea sus medias para que todos quedáramos a la para totalmente desnudos, a estas alturas yo estaba ya muy caliente, ansiosa y deseosa de que me cogieran así que accedí inmediatamente, me saque los zapatos de tacón que llevaba seguidos por las medias, me di la vuelta y baile un momento, eso les gusto mucho, ya que al darme la vuelta ellos se babeaban, no quise parar así que desaté mi brasier y lo lance sobre ellos, luego me acerqué y les ofrecí desatar cada uno los tiritos de mi tanga, ellos con gusto lo hicieron pero con sus bocas...

Se notaba que los tres estábamos muy excitados y calientes, mi esposo se quedo con la prenda y la olió, al hacer esto vio que la tanguita en el lugar que se asienta sobre mi rajita estaba súper mojada, esto al parecer lo excito más ya que al levantar la cabeza sus ojitos brillaban de lujuria, me senté nuevamente solo para dejarlos así con la excitación a flor de piel, así que ellos se apresuraron a girar nuevamente la botella, pero esta vez le cayó la penitencia a mi esposo, el como se encontraba muy excitado por lo que antes pudo ver de mi tanguita, propuso ponerse el mismo una penitencia así que eligió la segunda, inmediatamente invito a su amigo a hacer lo mismo que él, se fue acercando lentamente hacia uno de mis senos y su amigo al verlo hizo lo mismo, no me acuerdo que fue lo que sucedió conmigo pero la excitación me venció en ese momento además de que el alcohol acentuaba mi estado, lo que hizo que conciente o subconscientemente me echara sobre la cama, el sentir a dos hombres como empezaban a chuparme los senos mientras las manos de su amigo recorrían mi cuerpo y osadamente sin descaro tocaban mi sexo, sentía que los dos querían montarse sobre mi, yo quería continuar con las penitencias y decía ya suficiente pero ellos no me oían ya guiados por su excitación y mi esposo puso su mano sobre mi pecho para evitar que me sentara de nuevo y los dejara con las ganas de continuar nuevamente, así que después de un momento yo ya no resistí más y deje que ellos hicieran lo que deseaban conmigo, al darse cuenta de esto mi esposo beso a beso se fue acercando a mi sexo y comenzó a lamerme, chuparme y mordisquearme el clítoris muy suavemente, mientras su amigo disfrutaba de mis senos, yo casi me corría de placer, luego de un momento volvió a chuparme el seno que antes chupaba y su amigo me tocaba sin descaros me metía sus dedos en la vagina y se empapaba en mis fluidos, mi esposo de momentos también hacía lo mismo con sus manos, sus bocas sobre mi cuerpo hicieron que me perdiera por instantes, no se lo que paso pero mi marido en uno de esos momentos se retiro de la cama y se dirigió al velador dejándome sola con su amigo, él rápidamente aprovechó, se puso de cuclillas y lentamente me abrió las piernas, me jalo hacia el y empezó a tocarme con su gran pene mojado y peludo, que era más grueso y más grande que el de mi esposo, agarro con una mano su rico y apetitoso pene y puso su glande en la entrada de mi vagina.

Yo cerré los ojos dispuesta a ser penetrada por un desconocido, veía a mi esposo parado a un costado de la cama, con su celular en mano para registrar el momento exacto en que me convertiría en una perra y al mismo tiempo observando muy excitado con su pene muy duro y chorreando de excitación al ver como su amigo me abría las piernas y agarraba su pene para penetrarme y empezó a empujar hacia mi y me la metió de un solo golpe hasta adentro, grité cuando entro, lo sentí muy delicioso ya que en ese momento advertí que no estaba usando preservativo pero que importaba ya, pues yo estaba sumida en el placer que me estaba propinando su verga dentro mío y no le iba a decir que lo pusiera y arruinar el momento, para mi fue una situación muy morbosa ya que mi esposo observaba como me follaba su amigo y sacaba fotos de la verga de su amigo entrando y saliendo de mi vagina, seguro para recordar el momento y excitarse de nuevo de ver lo puta que yo podía ser con otros hombres, empezamos a tener relaciones sexuales me penetraba muy fuerte y luego disminuía sentía su cuerpo desnudo sobre mi y su pene más grueso y grande dentro mío, sentía como mi vagina se tragaba aquel pedazo de carne deliciosa, sin distinguir si era desconocida o no, ya que hasta ese momento solo mi esposo me había penetrado, el se había llevado mi virginidad y no conocía aparte de el otro hombre o mejor dicho otro pene, así como tampoco sabía que habían placeres tan prohibidos y tan deliciosos como este de sentir un pene extraño y una manera diferente de moverse, de hacerlo, de disfrutarlo fue todo muy exquisito.

Yo mientras buscaba a mi marido con la mirada y el estaba disfrutando mirándonos, más precisamente mirándome a mi disfrutando como una puta de aquella cogida que me estaba dando su amigo, tomaba muchas fotografías en todas las poses y direcciones que podía, a momentos se me perdía de enfrente y lo veía por detrás de nosotros, seguramente queriendo observar más de cerca como aquella verga entraba y salía de mi, eso empezaba a excitarme mas, sentir otro pene en mi vagina que estaba aprovechándose de mi, sentía que me tocaba todo el cuerpo, me mordía las tetas succionaba mis pezones, los apretaba y se los metía a la boca empezaba a calentarme mas y me olvide que estaba mi marido junto a mi, yo también empecé a tocar, a experimentar todo su cuerpo desnudo, su pene jugoso y peludo, sentía como chocaban contra mis nalgas sus huevos, eso me indicaba que su verga estaba entrando en su totalidad dentro de mi y eso me ponía más ardiente ya que tocaba dentro de mi otras partes que el pene de mi esposo no tocaba, fue tanta la excitación que me producía aquello que me corrí encima de la verga de aquel extraño le bañe aquel pedazo de carne con mis fluidos, los músculos de mi vagina se contraían muy deliciosamente y gemía como una Puta, entonces mi esposo se acerco a decirme al oído:

- Te gusta Amor
- Si decía yo Mucho, ¡ah! Esta muy rica la verga de tu amigo
- Así, disfrútala es para ti, te la traje para ti, déjate coger como la Puta que eres
- Si, si ¡ah! lo haré ¡Soy una puta, una perra!
- ¿Te gusta mi mujer? le dijo a su amigo
- Si, me encanta, es una Perra, que Rico Culo tiene y que estrecha esta
- Te dije que era muy arrecha y que estaba muy deliciosa
- Si ya veo, mira como disfruta que se la cojan, que afortunado eres de tener una Puta de esta calidad en casa
- Gracias, ahora disfrútala, cométela y tíratela, que disfrute como una Puta...
- Claro que si

Mi esposo me comía la boca mientras yo gemía como una zorra disfrutando de ambos, luego de un rato mi esposo le dijo a su amigo que se echara y el así lo hizo, me abrazo y me levantó ya que yo no tenía fuerzas para hacerlo por mi cuenta por la borrachera que llevaba encima y también porque las piernas me temblaban un poco de tanto placer, hizo que me pusiera de pie y luego me dijo que me subiera encima de su amigo yo accedí a subirme sobre el, pero antes agarre su pene, empecé a metérmelo a la boca y chuparlo mientras el tocaba mi trasero, metía sus dedos en mi vagina todo lo que podía y los sacaba empapados en mis fluidos, luego me monté sobre él, agarre su pene y me lo metí de un solo golpe a mi coñito que aún estaba embebido en mis fluidos y los de el y contrayéndose de placer, se sintió delicioso cuando entro dentro mío, pero esta vez yo tenía el control de los movimientos, me movía como una perra en celo y eso a el le excitaba mas, me eche sobre el y me susurro al oído:

- Eres una verdadera puta, que rico culo que tu marido se come todas las noches, quisiera ser el, te podría tirar todo el día sin descansar, pero esta es mi gran oportunidad y te voy a culear como a una puta, la puta más rica
- Si hazlo, destrózame el coño, pártemelo en dos - le dije soy una Puta la más Puta de todas, ábreme más las nalgas y métemelo profundo hasta el fondo, vuélveme una perra ¡Ah, Oh!

Estaba gozando como una verdadera Perra con aquella verga dentro mío, el me abría las nalgas lo más que podía para que su pene me entrara más y más adentro, mientras mi esposo sacaba fotos de cómo me follaba su amigo, yo me movía sobre el pene del amigo de mi esposo muy deliciosamente y yo podía ver en su rostro que lo estaba disfrutando mucho, de repente sentí las manos de mi esposo que tocaban mi trasero y me lo abrían más, su amigo intuyo sus intenciones y con sus manos haciendo fuerza abrió más mis nalgas tanto que sentía como el orificio de mi culo se abría muy fácilmente, acto seguido sentí un par de dedos mojados buscando mi anito y cuando lo encontraron empezaron a introducirse en el muy lentamente, después de una rato sentí la cabeza de el pene de mi esposo tratando de penetrarme y aproveche las circunstancias y abrí aun mas las nalgas, sentía mucha excitación de estar con dos hombres al mismo tiempo y que no había ni un solo lugar de mi cuerpo que no este siendo tocado en ese instante, empezaron a penetrarme uno por detrás y el otro por delante y se movían al mismo tiempo, sentí derrumbarme y empecé a gemir muy fuerte, a jadear muy rápido por esa sensación tan excitante de tener dos penes dentro de mis entrañas y para mi solita, nuevamente me corrí de tanto placer.

Después de que aquel orgasmo espectacular disminuyera un poco, sentí que ellos seguían bombeándome con fuerza, el pene de mi marido me penetraba por el trasero, de repente sentí que lo sacó de ahí y lo puso por encima de el pene de su amigo mientras este me seguía penetrando por la vagina y fue empujándolo poco a poco hasta que en determinado momento sentí como si se rompiera algo, entonces dos penes entraron de golpe dentro de mi vagina al mismo tiempo, yo grité de placer, mi coño se abría como nunca, pararon un momento por aquel grito, para luego continuar muy salvajemente, ambos se movían como locos, sentí que mi coño se rompía de placer al encontrarse lleno de carne, al sentirlo lleno de dos penes y empecé a correrme varias veces encima de sus deliciosas vergas, era una cascada de placer interminable y ellos no paraban, sobre mis piernas que temblaban sentía como se escurría todo aquel fluido que salía de mi interior, fue algo maravilloso...

Luego de esos orgasmos fenomenales no recuerdo a detalle lo que paso, pero cuando pude ver lo que pasaba me encontraba echada boca arriba, con el pene de mi marido dándome tremenda cogida y ya que mi vagina se encontraba chorreándose en fluidos, su pene entraba y salía de mi muy húmedo, en mi boca mientras tanto se encontraba el pene de su amigo que yo agarraba con fuerza y me lo metía lo más adentro que podía, su vello abundante sobre mi cara me enloquecía. Y así siguieron culeándome con lujuria, en esos momentos sentía como ambos se estaban aprovechando de mi por que me cambiaban de posición me abrían las piernas y me cogían yo no me quejaba por que me excitaba todo aquello.

Luego mi esposo un poco exhausto se echo en la cama y se puso a mirar como su amigo me metía su pene en la boca y este me decía:

- Puta mételo hasta la garganta
- ¡Mmmmm! Que delicioso decía yo- que rico -y volvía a chupar-

Le chupaba todo el pene, los huevos, todo... luego lo aparté un poco para subirme encima de mi esposo y meterme su verga en la vagina, este gustoso me la metió de un solo golpe, mientras su amigo observaba, lo muy puta que era yo, pero no se limito solo a mirar, así que se acerco por detrás de mí, empezó a acariciarme, besarme y lamerme la espalda, los pechos, la cintura, las nalgas y todo lo que pudiera, luego me metió los dedos en el culo, que aún se encontraba abierto de la cogida de hace un momento, así que al ver esto el rápidamente acerco su pene, para empezar a empujarlo pero este no entraba fácilmente por su grosor, le dijo a mi esposo que me abriera más el culo con sus manos, el ni corto ni perezoso lo hizo, así que nuevamente empezó a empujar su pene contra mi culo, a lo cual mi culo reaccionó abriéndose y dejando entrar aquel pene grueso en mis entrañas, otra vez me encontraba en medio de los dos penetrada por ambos lados al mismo tiempo, cuando terminó de entrar por completo su pene empezaron a moverse los dos muy despacio para no lastimarme pero luego la intensidad fue en aumento y también la excitación y el placer, mi esposo continuaba moviéndose muy deliciosamente, pero su amigo empezó a cogerme con fuerza y me la sacaba y me la volvía a meter entera de un solo golpe, eso me puso a mil nuevamente, a esas alturas yo ya no gemía ni jadeaba, ya estaba gritando sin control de tanto placer propinado por aquel par de penes dentro de mi, me volvieron a temblar las piernas y mordisqueaba los labios de mi esposo mientras con una de mis manos ayudaba a que mi culo se abriera más y con la otra agarraba los cabellos de mi esposo, el también por la excitación que debió estar sintiendo me apretaba y me abría con fuerza al mismo tiempo las nalgas para que el pene de su amigo me entrara lo mas profundo posible, así como el escucharme gritar de placer muy cerca de sus oídos, le provocó penetrarme con más ímpetu...

Ellos me estaban rompiendo el culo y el coño de placer a su antojo y yo no podía hacer más que correrme y dejarme culear como ellos quisiesen, después de un buen rato sentí como mi esposo me llenó de leche la vagina en unos espasmos muy deliciosos, su amigo estaba muy ocupado en mi culo y no paraba de cogerselo, mi esposo se salió de debajo de mi para ir a alzar el celular que estaba sobre uno de los veladores y continuar sacando fotos, en eso su amigo me hizo echar de espaldas y trataba de penetrarme por el culo en esta nueva posición pero al no poder abrirme lo suficiente le pidió a mi esposo que me sostuviera las piernas muy cerca de mis hombros para que el pudiera penetrarme con facilidad por el culo, mi esposo así lo hizo, entonces me introdujo su pene con mucha facilidad, mientras yo jalé el pene de mi esposo y empecé a chupárselo el se echo sobre mi para abrir muy bien mi culo y así su amigo me penetrara hasta el fondo, este otro tomo el celular sacó también algunas fotos en esa pose, luego dejo el celular sobre la cama y empezó a bombear con fuerza, yo sentía que iba a explotar de nuevo aguante muy poco y empecé a correrme como una Puta, agarraba con fuerza el pene de mi esposo y lo chupaba para no gritar mucho, en medio de eso sentí como su amigo explotó también dentro de mi culo y me lo llenó de su leche caliente y muy sabrosa...

Fue una experiencia inolvidable y muy exquisita sentirme toda un Puta, totalmente desnuda y con dos hombres también completamente desnudos a mí alrededor, que me habían culeado y me habían dado el placer más grande que había conocido hasta ese momento, fue tanto que me gusto aquella experiencia que ahora disfruto de todo tipo de fantasías y placeres prohibidos, claro siempre en compañía de mi esposo que LO AMO tanto y que es tan bueno conmigo, que me deja disfrutar con sus amigos y de las fantasías lujuriosas que tenemos ambos.

Espero que hayan disfrutado y les haya gustado mucho mi historia que es 100% real, para aquellos que piensan que en La Paz no se puede encontrar diversión, pues para muestra basta un botón

Si quieren escribirme, comentarme algo sobre esta historia, intercambiar experiencias, fotos, videos o cumplir fantasías alocadas y excitantes como esta háganlo a swinger_aa@hotmail.com

<< El pequeño vestido púrpura Mi novia medio virgen >>

Guardar esta página

Añadir a "digg"
Añadir a "del.icio.us"
Añadir a "MyWeb"
AddThis Social Bookmark Button

Hall of Fame


Loly
Modelo: Loly
Salom
Modelo: Salom
No creo ser modelo
Modelo: No creo ser modelo
Carla
Modelo: Carla
Veronicax
Modelo: Veronicax
Sheny
Modelo: Sheny



Ayuda VIP - Contacto - Publicidad - Informacin legal - Intercambios - Enlaces - Enviar fotos - Enviar videos

Español - English - Deutsch

Esta es una página de contenido adulto, tienes que tener más de 18 años para acceder a ella. Todas las personas que aparecen en esta página son mayores de edad. Aviso para padres: recomendamos la activación del asesor de contenidos del navegador para bloquear el acceso de menores de edad.