ES EN DE Identificarse | Enviar fotos | Enviar videos


Hall of Fame


An
Modelo: An
Mi novia
Modelo: Mi novia
Sole
Modelo: Sole
Colombianita y Rocco
Modelo: Colombianita y Rocco
Chikita
Modelo: Chikita
Alex
Modelo: Alex
      

Relatos eróticos > Intercambios

AddThis Feed Button RSS
Orgías (56)
Amor filial (79)
Intercambios (51)
Confesiones (119)
Fantasías (18)
Infidelidades (140)
Gays (53)
Hetero (51)
No consentido (25)
Dominación (33)
Primera vez (49)
Maduras (42)
Lésbicos (19)
Varios (35)
Sexo virtual (11)
Control mental (4)


<< Esperé 6 años Sacrificio >>

Un trio de amor
Autor: singlessw - Categoría: Intercambios -  Comentarios

Hola, me llamo Mary, tengo 36 años, soy profesionista y ama de casa, mi esposo me considera muy guapa y atractiva. El se llama Agusty, tiene 49 años, es profesionista también, y yo considero que es guapo y atractivo. Llevamos 21 años de estar felizmente juntos, (3 de noviazgo y 18 de casados). El título de este relato suena un poco cursi, pero es real, y de verdad sí que es una gran Historia de Amor, la escribimos entre mi esposo y yo, él me decía que escribiéramos un relato de todo esto que me sucedió para tener un bonito y excitante recuerdo de esta noche tan especial, y tan importante para mí y para nosotros…Jueves 21 de Julio de 2005, México, D.F.

Nuestra historia comienza cuando yo era una adolescente, iniciaba el año de 1988, en ese tiempo conocí a mi esposo, fue mi profesor en un curso que tomé aquella ocasión, pero aunque me gustaba mucho, nunca pensé que podría llegar a tener una relación con él y mucho menos que él fuera a ser mi esposo. Él me comentó que se había fijado en mí y que yo le había gustado mucho, así que, el primer día que salimos a tomar un café, me pidió que fuéramos novios y también… ¡me propuso matrimonio…!. ¡Yo acepté encantada…!.

Yo era virgen y tenía dieciocho años y él tenía treinta, desde el principio empezamos a tener relaciones sexuales muy intensas y muy apasionadas; recuerdo que el primer catorce de febrero que pasamos juntos, estuvimos en la cama todo el día, desde la mañana hasta la noche y tuve más de veinticinco orgasmos (ya que los contamos), él tuvo como cinco, ahí me di cuenta de que yo era multiorgásmica y que además era muy caliente y muy cachonda. También desde el primer día empezamos a hablar mucho de sexo, donde él se abrió conmigo y me platicaba de todas sus novias que había tenido antes que yo, también me platicó algunas de sus fantasías sexuales que tenía; parece increíble, pero a mi edad ya rondaban ciertos pensamientos de ese tipo por mi cabeza, y al poco tiempo esas fantasías se consolidaron en mi mente, hasta que también las consideré como mías, como parte de mi sexualidad, como parte de la sexualidad de él y como parte de nuestra sexualidad que como pareja de novios éramos en ese tiempo…los dos nos dimos cuenta de que éramos muy abiertos, y también muy cachondos.

Nos casamos casi tres años después y ya llevamos poco más de veintiún años de estar felizmente juntos, él sigue enamorado de mí y yo también sigo muy enamorada de él, durante estos veintiún años nunca nos hemos sido infieles el uno al otro, siempre nos hemos platicado dos o tres cosillas de gusto y coqueteo por otras personas, ya sea en la oficina o en lugares donde hemos estado. De unos tres años para acá cuando vamos a los centros comerciales él observa a las mujeres y yo observo a los hombres (que son muy pocos), bueno, hay un acuerdo entre los dos de permiso para observar a otras personas y en “pago” yo recibo un beso de él. Siempre hemos tenido sólo fantasías, en realidad tenemos las tres clásicas fantasías sexuales que yo creo que muchas parejas y matrimonios las tienen; La de estar en un trío con otro hombre; La de estar en un trío con otra mujer; y La de estar en un cuarteto con otra pareja. A mí siempre se me hizo casi imposible llevar a la realidad nuestras fantasías, por muchos prejuicios y temores que tenía; mi esposo siempre me decía y me insistía en que las realizáramos, pero yo no quería, hasta se inscribió en un club swinger de internet hace algunos años, poniendo un anuncio con fotografías nuestras y del cual recibió muchísimas propuestas de intercambio, sólo que cuando me lo dijo me molesté mucho y esto siempre fue motivo de discusión entre los dos.

Pero estando en la cama cuando hacíamos el amor él y yo, en lo caliente y cachondo del momento, disfrutábamos intensamente platicándonos nuestras fantasías con muchos detalles, diciendo lo que nos gustaría ver o lo que nos gustaría hacer, y pues en lo más intimo de mi ser yo sí deseaba y sí quería que en esos momentos estuviéramos realizando nuestras fantasías. Para esto utilizábamos mucho nuestras almohadas simulando que eran un hombre, o una mujer, o una pareja, según estuviéramos de antojo. (Casi veintiún años de convivir y compartir con nuestras almohadas). Hace como cinco o seis años, para complacer un poco a mi esposo, acepté tener una experiencia con un matrimonio vecino que nos caía bien y al parecer tenían las mismas ideas e inquietudes que nosotros, pero sólo fue un intercambio leve ya que se presentaron algunos problemas y se frustró dicho intercambio, así que mejor lo dejamos ahí. También tuvimos un intento de un trío con un amigo de mi esposo pero quedamos frustrados también ya que no salió como lo habíamos pensado, y después de estos fracasos, sólo continuamos con nuestras fantasías.

Fue hasta hace unos pocos meses que mi esposo me enseñó algunos relatos eróticos que bajó de Internet, donde muchas parejas y matrimonios relatan y cuentan cómo ya han realizado sus fantasías que tenían, así como las nuestras. Empezamos a leer estos relatos y curiosamente nos empezamos a calentar y a ponernos mucho más cachondos en la cama, (creo que yo me ponía más cachonda que mi esposo). De vez en cuando leíamos un relato para calentarnos más y hacer el amor con mucho mayor intensidad y placer, y leyendo estos relatos fue que me sentí motivada a querer realizar mis fantasías. En esa fecha también, mi esposo viendo que yo ya había accedido un poco al respecto, me comentó que había vuelto a contactar a una de las parejas que había contactado hace como dos o tres años en el club swinger de Internet y que yo no había querido ver, fue raro pero yo ya no me enojé, y mi esposo al ver que hubo cierta aceptación de mi parte me decía que tuviéramos alguna fantasía con ellos, así como en los relatos. Al principio yo no quería, pero poco a poco fui cediendo hasta aceptar esta fantasía como una posible realidad en mi vida sexual, en nuestra vida sexual, y empecé a calentarme y a excitarme con la idea de poder realizarla. (Como un dato curioso mi esposo me comentó que esta pareja, Danny y Patty, fue a la única a la que les escribió y que contactó de todas las demás cuando se inscribió en ese club swinger).

Empezamos pues a tener fantasías con Danny y Patty, y fueron los nombres que les pusimos a nuestras almohadas. Y al estar en la cama cogiendo con mi esposo, al principio nos imaginábamos que ellos estaban junto a nosotros, ya después yo me imaginaba que estaba cogiendo con Danny, y mi esposo se imaginaba que estaba cogiendo con Patty, y en lo más caliente y cachondo de estos momentos yo repetía, (más bien, casi gritaba) el nombre de Danny en voz alta “¡¡Así Danny, Asi…!!, ¡¡Más fuerte Danny, más fuerte…!!”, y mi esposo decía y repetía el nombre de Patty en voz alta también, casi gritándolo, “¡¡Mmh… Así Patty…, qué rico…!!”, (era muy excitante escucharnos gritar de esa manera otros nombres que no eran los nuestros), y con esto terminábamos y teníamos unos orgasmos ¡Mmh…!, deliciosos, muy intensos y muy apasionados, espléndidos y también muy mojados. Así estuvimos todavía durante unos meses hasta que terminaran ciertos compromisos familiares y personales que traíamos, ya que no queríamos tener ninguna distracción para poder realizar esta reunión con Danny y Patty.

Después de algún tiempo mi esposo me dijo que le gustaría que volviéramos a entrevistarnos con Danny, (recuerdo que hace como tres o cuatro años, que nos entrevistamos con él, me comporté muy seria, muy indiferente y creo que hasta un poco grosera, es que la verdad yo todavía no aceptaba y no quería esta situación), y en estos días en que mi esposo volvía a pedirme que platicáramos con él, había en mí todavía un pensamiento de que no quería, pero creo que había un sentimiento más fuerte de que sí quería, y fuimos a tomar una copa con él. Al principio yo estaba muy nerviosa y muy callada, pero poco a poco y platicando diversos temas y escuchando la voz de Danny, fui tomando confianza y empecé a fijarme en él, y me pareció un hombre atractivo e interesante, creo que me empezó a gustar, (si hay algo que me gusta de un hombre es que este sea educado, amable, tierno y cariñoso) y él derrochaba todo eso. Y ya hablando sobre el tema de sexo, Danny nos comentó que su esposa por el momento no podía tener intercambio, solo deseaba por ahora hacer un trío con una mujer, ya que estaba embarazada y pues le daba pena de verse un poco gordita, y además sólo deseaba estar como expectante en este trío, ya que a ella le excita mucho observar y escuchar cómo su esposo le da placer a otra mujer. Yo la verdad pues sí me desilusioné un poco, ya que me había decidido aceptar a realizar nuestra tan ansiada fantasía sexual de estar con otra pareja, y sentía que empezaba a frustrarse otra vez. (¡Oh no!)

A mi esposo también le calienta y le excita mucho la idea de verme hacer el amor con otra mujer y también le excita y le gustaría mucho verme coger con otro hombre. Un poco pensativo, mi esposo me preguntó que si me gustaría estar con ellos, a lo que yo le respondí casi inmediatamente y sin pensarlo dos veces que ¡Sí!, yo creo que contesté por inercia y por deseo, no me considero bisexual, pero sí tengo mucha curiosidad y creo que a mi también me excita la idea de estar y hacer el amor con otra mujer, y no se diga también de coger con otro hombre. A mi esposo le brillaron los ojos de deseo y excitación y con gusto me dijo que estaba de acuerdo en que yo estuviera con ellos, pero que le confirmaríamos al día siguiente, para platicarlo y decidirlo bien. Danny nos dijo que estaba de acuerdo y que él lo iba a comentar con su esposa, hasta me tomó una foto de cara con su celular para mostrársela a su esposa.
Al otro día y ya bien platicado y decidido por ambos, enviamos un mensaje al celular de Danny comunicándole que sí estábamos completamente de acuerdo en que yo realizara ese trío con ellos. Danny nos comunicó que ya lo había platicado con su esposa y que la próxima semana me invitaba a tomar una copa para conocerla y si ella estaba de acuerdo programaríamos otra salida para realizar este trío que querían, bueno que yo ya quería y deseaba también…

Durante esos días estuve muy caliente y muy excitada de sólo pensar en lo que haríamos en la cama Danny, Patty y yo, ¡Mmh!, (de lo caliente que estaba, casi a diario mi esposo y yo hacíamos el amor, en la mañana y en la noche), para esto mi esposo y yo platicábamos y nos poníamos de acuerdo de cómo me iba a vestir, cómo me iba a comportar o qué temas íbamos a platicar cuando me viera con ellos en el bar, pero mi esposo, pensando de más, me preguntó que qué haría yo si ese mismo día me proponían realizar el trío, ¡Ups!, no lo había pensado…, y pues con esta posibilidad nos empezamos a preparar mi esposo y yo tanto físicamente como emocionalmente. El y yo hablábamos y decíamos de cómo me iba a comportar en la cama, qué posiciones íbamos a hacer, etc., ya que Patty decía que sólo quería observar a Danny cómo me hacía el amor, pero que no iba a participar, mi esposo me aconsejó que tratara a Patty con suavidad, con mucha dulzura y delicadeza, (por lo de su embarazo), con mucho cariño y sobre todo, con mucho amor, hasta me aconsejó ¡que la sedujera! y que ¡la invitara a participar con Danny y conmigo cuando estuviéramos cogiendo!, la verdad, yo sí quería estar con ella. ¡Mmh!.
Con estas pláticas, mi esposo y yo tuvimos varias fantasías en la cama con nuestras almohadas, ideando qué haría y cuáles posiciones tendría con ellos, etc. ¡Mmh!, ¡Mmh!, Estas han sido las fantasías, casi reales, más calientes y cachondas de mi vida y que he disfrutado como nunca y al parecer mi esposo también las ha disfrutado muchísimo.

Llegó el día de la tan ansiada cita con Danny y Patty, todo ese día estuve muy nerviosa y ¡muy excitada!. Eran las siete de la noche, llegué primero al bar donde habíamos quedado, Danny me había llamado poco tiempo antes al celular para decirme que iban a demorarse un poco más, así que me quedé en el auto a esperarlos, yo iba vestida con un traje negro, y zapatillas altas, saco corto y escotado sin blusa, y falda arriba de la rodilla y algo abierta de un lado que dejaba ver gran parte de una de mis piernas, no uso medias así que mis piernas estaban al descubierto. Eran casi las ocho de la noche, y para relajarme un poco bajé del auto y me dirigí al bar caminando lentamente para hacer un poco más de tiempo, al llegar los ví llegando también, como esperando en la puerta, sentí como maripositas en el estómago y un rico cosquilleo en mis partes íntimas, me acerqué saludándolos y Danny me saludó con un abrazo algo intenso y un tímido beso en la boca, iba vestido con traje oscuro y corbata, (a mi me encantan los hombres vestidos así, se ven muy guapos e interesantes), me presentó a Patty y de primera impresión se me hizo una mujer muy guapa y muy agradable, (Creo que me gustó…era la primera vez en mi vida que miraba a una mujer con ojos de amor y de deseo), ella venía vestida con una blusa negra escotada y descubierta de la espalda, zapatos bajos y pantalones negros, traía en la mano una rosa rosa muy hermosa, me saludó entregándomela y diciéndome que era un pequeño regalito para mi, (a mi me encantan las flores, sobre todo las rosas), le dije que gracias, nos miramos a los ojos y con una sonrisa tierna y amable nos saludamos con un abrazo y también dándonos un tímido beso en la mejilla, yo sentí algo raro y bonito dentro de mi.

Pasamos al bar y nos ubicamos en una mesa casi al centro, pedimos unas bebidas, Patty y yo estábamos sentadas a los lados de Danny, empezamos a platicar algunos temas triviales, cultura, sociedad, tráfico, ocupaciones, empleos, etc. En cuanto al tema del sexo platicamos brevemente algunas de nuestras fantasías sexuales, y ella me decía que le gustaba observar como Danny hacía el amor con otra mujer, yo les platiqué las mías y las de mi esposo también, les hablaba de él, de cuanto lo amo y de lo bien que nos la pasamos, tanto en la cama como en pareja. Durante la plática yo los observaba con mucho interés y atención. Patty me agradó mucho y me cayó muy bien, ¡más que bien!, su manera de hablar, su manera de desenvolverse, dejaba ver que era una mujer muy bella y muy inteligente, Danny por su parte también me pareció muy guapo y muy interesante aparte de que yo ya empezaba a sentir ciertos deseos de estar con él y con ella también, él se mostraba muy atento y amable con nosotras. Hubo un momento en que Danny se levantó de la mesa unos minutos para contestar una llamada de su celular, al parecer era mi esposo que hablaba con él, nosotras nos quedamos platicando como dos grandes amigas de hace muchos años y que tenían mucho tiempo de no verse, y no nos dábamos cuenta de la hora que era.

Cuando Danny regresó nos dijo que era mi esposo el que le había hablado preguntando que cómo estábamos y que le había dicho que estábamos todavía en el bar y nos dijo que le contestó : “¿Todavía?”, nos reímos y Danny se volvió a sentar, ahora más cerca de Patty. Y siguiendo con la plática, Danny de vez en cuando besaba a Patty en la boca con cariño, hubo un momento en que Danny me invitó a que me acercara más al lado de él, acerqué mi silla a la de él y tomó mi mano acariciándomela y besándomela, yo por reflejo volteé a ver a Patty para ver su reacción, pero ella con su mirada tierna y una dulce sonrisa en sus labios me indicaba que lo aprobaba con mucho gusto, y acercando Danny su cara a la mía poniendo ligeramente sus labios sobre los míos, me dio un tierno beso en la boca, yo sentí que empezaba a derretirme por dentro, de vez en cuando besaba a Patty y de vez en cuando me besaba a mi también sintiendo sus labios húmedos por el beso que acababa de darle a Patty, ya con besos más apasionados que yo ya no podía frenar, hubo un momento en que sentí la mano de Danny en mi pierna y me decía que se sentía muy rica, y Danny, acercando un poco a Patty hacia mi, le tomó su mano y la puso sobre mi pierna y le dijo que sintiera lo suavecito que se sentía mi piel, Patty acarició mi pierna y me dijo que estaba muy suavecita…¡Mmh!, yo ya no empezaba a caber en mi. Y a estas alturas de las circunstancias dábamos por entendido de que iríamos a algún lugar más discreto y más íntimo para disfrutar más aun de estos besos y caricias que empezábamos a prodigarnos y que en ese bar donde estábamos no podíamos tener más intimidad, así que Danny dijo que ya nos fuéramos. Nos levantamos de la mesa y pagó la cuenta, por cierto le pedimos al mesero que nos entregara la rosa que me había regalado Patty y que nos había guardado en la barra ya que en la mesita donde estábamos no la habíamos podido tener.

Salimos del bar y nos dirigimos a los autos, finalmente los tres nos subimos a la camioneta de Danny y ya en el trayecto al hotel a donde iríamos revisé los mensajes de mi celular y encontré uno de mi esposo que decía que estaba ansioso por saber qué estaba pasando, (ya habíamos acordado él y yo juntamente con Danny, de que íbamos a tener cierta comunicación por teléfono para platicarle todo lo que estuviera sucediendo en esta cita) inmediatamente le marqué al celular de mi esposo y me contestó muy inquieto, ansioso y excitado, preguntándome qué pasaba, a lo que yo le contesté que todo estaba perfectamente bien y que ya íbamos rumbo al hotel, al oír esto mi esposo se puso a mil por hora y me contestó más excitado, que le habría gustado estar conmigo en esos momentos tan importantes para mi, bueno, tan importantes para los dos, a lo que yo le respondí que yo también hubiera querido lo mismo. (Durante la cena cuando le platicaba a Patty de mi esposo, de cuánto lo quiero y de cuánto lo amo y por todo lo que le dije de él, ella me comentó que era muy bonito y muy agradable tener un esposo así y que tan sólo por eso y sin conocerlo físicamente él ya le había caído muy bien), así que decidí pasarle mi celular a Patty para que hablara con él. Patty lo saludó muy amable y muy amigablemente y se pusieron a platicar por teléfono como grandes amigos, lo cual a mi me agradó y me excitó mucho, algo oí que Patty le decía por teléfono que a ella también le hubiera gustado que mi esposo estuviera en esos momentos con nosotros, y que también le hablaría cuando ya estuviéramos los tres en la cama, (al oír esto yo ya no aguantaba más la gran excitación que había en mi), después me lo pasó Patty, y ya me dijo mi esposo que con lo poco que hablaron Patty y él, ella ya le había caído muy bien y que él tampoco se aguantaba la excitación que esto ya le había causado, me pidió hablar con Danny y se lo pasé y por lo que escuché que Danny decía creo que le estaba dando ciertos consejos y recomendaciones de que nos cuidara y de que nos tratara muy bien, y él contestando en su manera jocosa y optimista como es, le decía que no se preocupara que nos estábamos portando muy bien y que todo iba a salir de maravilla.

Eran las diez y media de la noche cuando llegamos al hotel, bajamos las cosas que llevábamos, yo ya me había prevenido con algunos artículos de baño, maquillaje y ropa de cama, pues cuando acordamos esta cita, aparte de ver la posibilidad de realizar ya este trío, veíamos también la posibilidad de quedarnos en el hotel hasta el otro día. Ya en el cuarto y acomodando todas mis cosas y mientras Danny y Patty pasaban a lavarse al baño, mi nerviosismo se había convertido ya en una gran excitación y expectación de lo que ocurriría esa noche, yo todavía vestida pasé al lavabo, y mientras me lavaba las manos y la boca me encontraba un poco agachada sobre el lavabo, escuchando que ellos platicaban algo, de repente sentí unas manos y unos labios que empezaban a besar y a acariciar mis tobillos y empezaban a recorrer mis pantorrillas, llegando luego a mis piernas, ¡Mmh!, en ese momento me asomé por el espejo y ví a Patty que estaba sentada en la orilla de la cama observando a Danny cómo me acariciaba y cómo me besaba, y yo, percibiendo esa mirada tierna y esa dulce sonrisa en sus labios que me cautivaban, deduje que estábamos ya en la misma frecuencia de excitación y expectación que disfrutaríamos toda la noche, ¡Mmh…!. Y en esos momentos que Danny besaba y acariciaba mis nalgas por encima de mi falda, prosiguió por mi cintura hasta mi espalda a la cual proporcionaba un rico y delicioso masaje, ¡Mmh!, yo prolongué a propósito un poco más el seguir lavándome, para disfrutar más de esas caricias y esos besos que Danny me proporcionaba con gran maestría y habilidad, y colocándose detrás de mi, pegó su cuerpo al mío y me abrazó fuertemente colocando sus manos sobre mis pechos masajeándolos y acariciándolos un poco por encima de mi saco, dándome algunos besos en mis mejillas y en mi cuello, lo cual me excita bastante, ¡Mmh!, yo sentía en mis nalgas el paquete duro de su entrepierna, él empezó a bajar sus manos hasta llegar a mi sexo, ¡Mmh!, pero, me volteé, y cariñosamente aparté a Danny de mi, y sonriéndole nos dimos un tierno beso en la boca, como preludio de toda una noche de pasión, amor y sexo que tendríamos, ¡Mmh!, así que nos dirigimos hacia la cama donde nos esperaba Patty ansiosamente.

Nos juntamos Danny y yo, él me tomó en sus brazos y me jaló de frente hacia él pegando nuestros cuerpos, nos abrazamos y nuestras caras quedaron muy cerca y mirándonos con ojos de deseo y amor, juntamos nuestras bocas y nuestros labios, ¡Mmh!, Patty, en un tono de excitación y deseo, y casi ordenándole, le dijo a Danny :

- ¡¡¡Cóoometela…!!!

y en un beso completamente apasionado y un tanto cuanto violento, entrelazando nuestras lenguas, nos abrazamos más fuertemente, dando todo de nosotros a través de nuestras bocas, como si siempre hubiéramos querido besarnos y como si tuviéramos mucho tiempo de no vernos. ¡Mmh!, ¡Mmgh!, y en ese estrecho abrazo, sintiendo su cuerpo en mi cuerpo y su sexo en mi sexo, a través de su ropa, yo lo acariciaba por todos lados, ¡Mmmmmhhh…!, su pecho, su espalda, su cintura, sus piernas, sus nalgas y sobre todo acariciaba su verga por encima de sus pantalones que ya para esos momentos se sentía completamente dura con un tamaño grande y gruesa. ¡Mmh!. Él por su parte no dejaba de acariciar todo mi cuerpo, recordando los momentos anteriores cuando yo estaba en el lavabo, sólo que ahora sí ya no tendríamos interrupción alguna y completando sus caricias, Danny acariciaba vehementemente mi panocha a través de mi vestido, ¡Mmh!., ¡Mmh!, yo creo que estos momentos duraron mucho tiempo los cuales disfruté como nunca, sobre todo porque Patty nos observaba, ya no con esa mirada tierna, sino con una mirada salvaje, y ya no con esa sonrisa dulce, sino con una sonrisa de excitación, deseo y lujuria. ¡¡Mmh!!.

Yo en esos momentos iba a invitar a Patty a que se acercara y participara con nosotros, pero Danny se me adelantó, se despegó un poco de mi y sin dejar de abrazarme, con palabras tiernas y de amor, la invitó a que se acercara con nosotros, ella, como esperando la tan ansiada invitación, inmediatamente se incorporó de la cama y se puso a un lado de Danny el cual la recibió y la abrazó fuertemente dándole un apasionado beso en la boca, así Danny ya tenía del lado derecho a su esposa y del lado izquierdo a su amante, o sea a mi,

¡Mmh!, después de unos momentos de estar besando a Patty se volteó para conmigo y abrazándome más fuerte me empezó a besar nuevamente con otro beso más apasionado, ¡Mmh!, después besó otra vez a Patty y así estuvo besándonos alternadamente a ella y a mi, compartiendo las humedades de nuestras bocas, ¡Mmmmmhhh…!, hasta que, por instinto o más bien por deseo, Patty y yo nos empezamos a abrazar juntando y acercando más nuestros cuerpos al de Danny, ¡Mmh!, ahora ya estábamos muy juntos los tres, dándonos un abrazo de a tres.
Patty ahora tenía a Danny abrazándolo de su lado izquierdo y del lado derecho me abrazaba a mi, yo tenía abrazado de mi lado derecho a Danny y de mi lado izquierdo tenía abrazada a Patty, Danny seguía besándonos en la boca alternadamente a las dos, de repente quedaron nuestras caras muy juntas y mirándonos a los ojos los tres, como tres adolescentes no sabiendo qué hacer y percibiendo nuestro aliento de deseo y pasión, entrecerramos nuestros ojos, juntamos nuestras caras, y juntando nuestras bocas, nuestros labios y nuestras lenguas, nos fundimos los tres en un beso de a tres, en un beso de amor, en un beso de deseo y en un beso de pasión, ¡Mmh!, Danny disfrutaba nuestras bocas y nuestras lenguas, Patty disfrutaba nuestras bocas y nuestras lenguas y yo cuando sentí sus bocas, sus labios y sus lenguas en mi boca, fue como un sueño hecho realidad ya que siempre tuve esta fantasía de sentir un beso de a tres bocas y de a tres lenguas, y creo que no hay palabras para describirlo.

Así estuvimos por un buen rato intercambiando besos y caricias entre los tres, hasta que en unos momentos Patty y yo ya nos acariciábamos y nos besábamos apasionadamente en la boca, ¡Mmmmmhhh…!, acariciándonos por encima de la ropa y olvidándonos un poco de Danny el cual nos acariciaba a las dos, mientras nos observaba, era la primera vez en mi vida que yo besaba y acariciaba a una mujer ¡Mmmmmhhh…!, ¡Qué rico…¡, y parecía que yo era toda una experta, ya que sabía qué besar y qué acariciar, así como también a mi me gusta que me lo hagan, fue una sensación maravillosa que nunca olvidaré.

Ya en estos jadeos y gemidos que para entonces teníamos, sentí cómo Danny había empezado a desabrocharme el saco quitándomelo, yo le quité la corbata, y entre Patty y yo empezamos a desabrocharle la camisa, y quitándosela quedó ante nosotras un pectoral muy apetecible que empezamos a acariciar y a besar entre las dos, él me quitó el saco y me quedé en brassier, y como viendo un poco desatendida a Patty yo le quité la blusa, pero abajo no traía brassier y quedaron sus pechos al descubierto, un par de hermosos senos que se antojaban tocarlos, acariciarlos y besarlos, ¡Mmmmmhhh…!, en eso Danny me volteó y me puso frente a él y Patty me abrazó por detrás desabrochándome y quitándome el brassier, ella acercó su cuerpo al mío por atrás restregando sus pechos tibios en mi espalda, muy suaves y acolchonaditos, mientras yo pegaba mis pechos en el pecho desnudo de Danny, una doble sensación increíble, de repente siento las manos de Patty que recorren mi espalda, mi cintura, mis nalgas por encima de mi falda, y subiendo sus manos las coloca en mis pechos, en una candente sensación de caricias, caricias y más caricias, de increíble deseo y pasión desbordante. ¡Mmmmmhhh…!, No aguantando más me volteo de frente a Patty, dándole la espalda a Danny, y frotando mis tetas sobre las tetas de Patty, muy abrazadas, nos besamos en la boca, ahora sintiendo yo la desnudez de sus pechos y ella sintiendo la desnudez de mis pechos, ¡Mmmmmhhh…!, y otra vez olvidándonos un poco de Danny y continuando besándonos, empezamos a acariciarnos las tetas, era indescriptible la sensación que yo tenía en esos momentos, ya que nunca había tenido en mis manos los pechos de una mujer, se sentía tan suave y tan rico, ya completamente enardecidas por el deseo y la pasión que nos embargaba yo bajé de la boca de Patty a su cuello, besándolo y chupándolo, y de su cuello bajé a sus hermosas tetas que empecé a besarlas y a mamarlas como si fuera una bebé, era increíble cómo podía tener y sentir en mis manos y en mi boca un par de tetas como las de Patty, suavecitas y muy ricas, fue una experiencia ¡Mmmmmhhh…!, increíble para mi, después Patty hizo lo mismo conmigo disfrutando ambas de algo que consideramos único las mujeres.

Y mientras nosotras continuábamos en este arte del amor, Danny empezó a bajarme el cierre de mi falda y luego entre Patty y él empezaron a quitármela, a lo que yo aproveché y le ayudé a quitarse los pantalones a Patty, así hasta sólo quedar ella con su bikini y yo con mi tanga, las sensaciones y deseos iban en aumento cada vez de más en más, , y fijándonos que Danny todavía tenía sus pantalones puestos, en una mirada de complicidad entre Patty y yo, empezamos a quitárselos poco a poco, yo aprovechaba de vez en cuando para ir acariciando sus piernas algo velludas y sus nalgas, así como su verga por encima de su bikini que ya no la soportaba y que pedía a gritos que la liberaran, y ya Danny sin el pantalón, los tres estábamos en igualdad de circunstancias, entre Patty y yo decidimos que deberíamos quitarle el bikini a Danny entre las dos, nos hincamos en la alfombra y frente a nuestras caras quedó el bikini de Danny con ese gran paquete que deseábamos ya liberar, empezamos a proporcionarle besos y caricias, yo sentía en mis manos, en mi cara, en mis labios la dureza de esa verga a través de la suave tela de su bikini que estaba a punto de ser liberada, y Patty de un lado y yo del otro empezamos a bajarle el bikini a Danny, que poco a poco iba apareciendo su vello púbico ante nuestra cara y de repente como un gran resorte apareció su grande y hermosa verga con esa cabezota ¡Mmmmmhhh…!, y sus ricos testículos, ¡Mmmmmhhh…!, quedando en nuestras caras, lista para ser complacida en todas las formas que se quisiera.

Como por instinto nos abalanzamos sobre ella, primero acariciándola entre las dos desde la base de los huevos hasta la punta de su verga, como sopesándola, era la primera vez que tenía en mis manos otra verga que no fuera la de mi marido, era muy excitante sentir y tener entre mis manos esa grande y hermosa verga, ¡Mmmmmhhh…!, pero sobre todo porque ahí estaba Patty su esposa que estaba compartiéndola conmigo como un rico manjar, invitándome a que la besara y a que la mamara, acto seguido me acerqué y me pasé la verga por toda mi cara en todo lo largo y lo grueso, sintiendo su dureza y su gran suavidad, ¡Mmmmmhhh…!, la coloqué en mi boca proporcionándole una serie de besos y lengüetazos que me sabían a miel , ¡qué rico…!, estuve así un largo tiempo disfrutando de esta manera hasta que Patty me dijo que me la metiera en la boca, yo sin chistar coloqué la cabeza de la verga en mis labios y entreabriendo mi boca empecé a metérmela lentamente y poco a poco sintiendo su grosura, su tamaño y su sabor tan rico, empecé lento y fui acelerando mi mamada hasta que profundamente , me la metí toda en la boca sintiendo como entraba en mi garganta hasta que sus huevos tocaban mis labios, y en un entrar y salir al principio lento y ya después más rápido le mamaba ricamente su verga, y ya después invité a Patty para que entre las dos se la besáramos y se la mamáramos, ¡Mmmmmhhh…!, Patty acercó su cara y su boca y empezó a mamársela muy rico y luego yo acerqué mi boca y entre las dos empezamos a mamar esa rica verga mientras yo sentía la boca y la lengua de Patty junto con la mía, sentía también la verga de Danny, ¡Mmmmmhhh…!, y así cambiábamos, mientras ella seguía mamando su verga yo le lamía y le mamaba sus huevos, después yo mamaba la verga y Patty le lamía y le mamaba los huevos, ¡Mmmmmhhh…!, así alternábamos de boca en boca, después nos juntábamos nuevamente en su verga, es una sensación increíble y mucho muy excitante…como un rico y delicioso helado para dos chicas, Danny gemía y gemía por el puro placer oral que le estábamos proporcionando en su verga entre las dos.

Así estuvimos un buen rato hasta que Danny me dijo que me pusiera de pie y él se hincó en la alfombra juntamente con su esposa, yo todavía con mi tanga puesta, la cual empezaron a quitarme poco a poco entre los dos, que ya para ese momento estaba mojada de todos mis líquidos y jugos que ya no podía contener, ¡Mmmmmhhh…!, así que quedé totalmente desnuda frente a ellos con las piernas entreabiertas, los dos empezaron a acariciarme y a besarme por todos lados, Patty colocó su cara frente a mi panocha ya completamente húmeda por toda la excitación acumulada y a la vez que acariciaba mis piernas, empezó a besármela y a mamármela metiéndome su lengua, ¡Mmmmmhhh…!, Danny se colocó atrás de mi y colocando sus manos en mis caderas, sentí cómo acercó su cara restregándola contra mis nalgas besándolas y acariciándolas, , y abriéndolas un poco, sentía su lengua por en medio recorriéndola por mi culo, ¡Se sentía taaan rico…! que no quería que acabaran nunca, y como respuesta a mi pensamiento, se fueron intensificando estas caricias aún más y más, ¡Mmmmmhhh…!, ¡Aaaaahhh…!, ¡Aaaaagghh…!, Patty también aceleraba sus caricias y movimientos de su lengua y su boca sobre mi panocha, que ya en esos momentos yo ya no podía aguantarme más y tuve mi primer orgasmo de la noche en la cara de Patty,, el cual fue fantástico, Fueron unos momentos increíbles que … que … y esto era apenas el comienzo.

Danny se levantó y nos dijo que nos pusiéramos en una posición más cómoda, Patty se acomodó sentada en la alfombra y recargada en la orilla de la cama, seguía mamándome mi panocha, ¡Mmmmmhhh…!, yo seguía parada, y levantando una pierna puse un pie sobre la cama, Danny se colocó detrás de mi abrazándome, sintiendo su cuerpo tibio y su verga caliente en mis nalgas, y con delicadeza me agachó un poco hacia adelante, colocó la cabeza de su dura y suave verga en la entrada de mi panocha y poco a poco, suavecito y muy despacito empezó a metérmela, ¡Mmmmmhhh…!, qué sensación tan rica y placentera, y tan confortante de sentir por primera vez en mi panocha la verga de otro hombre… ¡Mi primera vez…cogiendo con otro hombre…!, ¡Mmmmmhhh…!. Parece mentira, pero en este momento me puse a pensar en mi esposo, al cual amo con todo mi corazón, pensando en que hubiera sido muy agradable y muy excitante que él hubiera estado aquí conmigo, con nosotros, en este momento tan importante para mi, tan importante para los dos, ya que él siempre quiso verme en esta situación..., ¡Mmhg!, , los jadeos y los gemidos de los tres y las embestidas de Danny sobre mí por detrás, que ya en estos momentos eran mucho más intensas, más fuertes y más rápidas, me hicieron reaccionar, y despertando de ese sueño-realidad llamado Amor, de ese sueño-realidad llamado deseo, empecé a gemir y a gritar como una gata en celo, ya que en esos momentos, al sentir la boca y la lengua de Patty y la verga de Danny dentro de mi, empecé a venirme de forma muy intensa y muy escandalosa, ¡¡¡Aaaaahhh…, ¡¡¡Asiii Daaannyyy…Asiii!!!, ¡¡¡Más…Daannnyy!!!, ¡¡¡Más…!!!, ¡Sh!, ¡Ah!, ¡Oh!, ¡Agh!, era mi segundo orgasmo de la noche y mi primer orgasmo con la verga de Danny adentro de mi, yo no quería que acabaran nunca estos momentos, y como respuesta a mi pensamiento, no tan sólo tuve un orgasmo, sino que en ese entrar y salir de verga en mi panocha por parte de Danny y de lengua por parte de Patty, me vine ¡Una…!, ¡¡Dos…!!, ¡¡¡Tres veces más…!!! ¡Sh!, ¡Ah!, ¡Oh!, ¡Ah!. Danny no aguantando más se vino también derramando su semen dentro de mi en un orgasmo mucho muy intenso y mucho muy expresivo… ¡Oh! ¡Qué rico…!... …¡Mh!, (Yo siento que la mejor manera de experimentar un orgasmo es explayándose con todo tipo de ruidos, gemidos y gritos que pueda uno tener, esto hace mucho más intenso y placentero el orgasmo …)

Descansamos unos minutos sentados los tres en la cama, jadeando todavía y yo con las piernas temblorosas por toda la tensión desbordada en momentos anteriores, a la vez que nos veíamos nos sonreíamos por lo bien que lo habíamos pasado, en eso Patty recordó que debíamos tomar las fotos que le habíamos prometido a mi esposo como prueba de estos momentos llenos de pasión y placer que estábamos pasando los tres. Así que Danny y yo nos pusimos en pose, abrazándonos, acariciándonos y besándonos en la boca, así desnudos como estábamos, primero de pie y luego acostados en la cama ¡Mmmmmhhh…!, y después de unos flashazos Patty dejó la cámara y se acostó en la cama, todavía con su bikini puesto, Danny tuvo que ir al baño a lavarse un poco y yo me acerqué al tocador para tomar un poco de agua.

Al ver a Patty recostada en la cama me acerqué y sentándome junto a ella la empecé a acariciar en sus piernas, sintiendo su piel muy suave y delicada, le empecé a quitar su bikini, ¡Mmmmmhhh…!, ella levantó un poco sus caderas para facilitarme la tarea, al quedar completamente desnuda y contemplarla ahí muy sugestiva y muy excitante, ahora ya no con esa mirada tierna, sino con una mirada sensual, y ya no con esa sonrisa dulce, sino con esa sonrisa sexy y pícara que provoca y seduce, me invitaba a gozar y a disfrutar de algo diferente y hermoso, de algo que yo nunca había probado y que sólo estaba en mis fantasías y en las fantasías de mi esposo. ¡Mmmmmhhh…!, Me acosté junto a ella sintiendo la tibieza y suavidad de su cuerpo, ¡Mmmmmhhh…!, percibiendo el aroma suave y dulce, que emana de una mujer cuando irradia sensualidad y excitación, ¡Mmmmmhhh…!, y percibiendo también ternura y cariño que sólo una madre puede dar a un hijo cuando está embarazada, la abracé firmemente como no queriendo separarme de ella, nos miramos fija y sensualmente, con pasión y con deseo, y entrecerrando nuestros ojos, y sintiendo nuestro aliento, juntamos nuestras bocas y nuestros labios besándonos intensamente, entrelazando nuestras lenguas, como sellando con este beso un pacto de amor entre nosotras, ¡Mmmmmhhh…!, sentía su cara en mi cara y su boca en mi boca, sus labios en mis labios, su lengua en mi boca mi lengua en su boca, le acariciaba su espalda con cierta firmeza bajando por su cintura hasta llegar a sus caderas y acariciando sus nalgas sentí un estremecimiento rico y sensual que me hacía vibrar de deseo y excitación, ¡Mmmmmhhh…!, era la primera vez en mi vida que sentía una pasión y una sensación diferentes, que empezaban a desbordarse dentro y fuera de mi, hacia una mujer, una amante, que en esos momentos se llamaba Patty… ¡Mmmmmhhh…!,

Fueron unos flashazos de la cámara fotográfica que nos interrumpieron de estos momentos tan tiernos e íntimos que estábamos disfrutando Patty y yo, ¡UuuuuhhF…!, Danny había regresado del baño y había tomado la cámara para iniciar otra sesión de fotos para mi esposo, ahora eran fotos de nosotras haciendo el amor acostadas en la cama, él nos decía que continuáramos nosotras con lo que estábamos haciendo, que él iba a descansar y que quería observarnos.

No nos dijo dos veces y retomando el momento en donde nos habíamos quedado, continuamos abrazándonos fuertemente, y volviendo al beso apasionado en la boca que nos estábamos dando, con nuestros cuerpos juntos de frente, ,yo sentía sus pies con mis pies, sus piernas con mis piernas, su vientre con mi vientre, sus tetas con mis tetas, ella acariciaba mi espalda y yo acariciaba la suya, Patty acariciaba mis nalgas y yo las suyas, ¡Mmmmmhhh…!, era como una respuesta recíproca a un instinto, a un respiro o a un movimiento que teníamos cada una. En un momento dado y ya con el gran ánimo sexual que nos envolvía a ambas, instintivamente me separé un poco de ella sin dejar de besarla y sin dejar de abrazarla, pasé mi mano hacia sus pechos acariciando sus hermosas y carnosas tetas, y separando mi boca de su boca bajé a su cuello besándolo con ternura y firmeza a la vez que seguía acariciando sus pechos, de su cuello pasé mi boca a sus tetas sintiendo nuevamente en mi boca y mis labios una caricia diferente pero muy hermosa y excitante, empecé pasando mi cara por sus pechos besándolos con pasión y luego los lamía con mi lengua para finalmente succionarlos con mi boca mamándoselas con mucha vehemencia, como si fuera una bebé que no quiere dejar de comer, ¡Mmmmmhhh…!, hubo un momento en que ella tuvo las mismas caricias conmigo, y pues al sentir su boca en mis pechos, no dejaba de gemir por el placer que me estaba dando y que casi me vengo en un orgasmo. ¡Mmmmmhhh…!, Otra vez yo no quería que esto terminara y como respuesta a mis deseos Patty y yo bajamos nuestras manos y nos empezamos a acariciar el vientre, , yo sentía en mi mano su vello púbico muy suavecito y muy terso, empecé a acariciar su panochita con mucha delicadeza sintiendo sus labios externos muy suaves y ricos, y dando masajes a su clítoris empecé a sentir su humedad ya de por sí abundante, y al empezar a masturbarla en su rajita Patty empezó a gemir de placer ¡Mmmmmhhh…!, y yo empecé a sentir también cómo me masturbaba ella con su mano sintiendo un placer inexplicable y diferente, hermoso, por lo que empecé a gemir de placer también, ¡Mmmmmhhh…!, volvimos a besarnos en la boca, seguíamos acariciándonos las tetas y de esa manera estábamos masturbándonos mutuamente sintiendo un placer diferente y sabroso, hasta que ya no pudiendo contener más nuestros deseos, las dos explotamos en un intenso, rico y delicioso orgasmo, ¡Mh!, ¡Ah!, y sabiendo Patty que yo quería más, continuó masturbándome fuerte pero delicadamente hasta llegar a otro gran orgasmo, ¡Mh!, ¡Ah!.

Danny continuaba observándonos, ya empezaba a notársele una gran erección en su verga, ¡Mmmmmhhh…!, pero nos decía que continuáramos, al parecer ya sabía lo que seguía, quería seguir observándonos y efectivamente, después de unos momentos que quedamos en esa posición reanudamos los besos y caricias con mayor intensidad como queriendo mucho más y más de este placer que nos estábamos prodigando las dos, así que, en un acuerdo instintivo entre ambas, empecé a voltearme para que mi cara quedara frente a su panocha y la cara de Patty quedara en mi panocha, quedando de lado en un perfecto sesenta y nueve, era la posición que estaba esperando ansiosamente,, creo que ella también la esperaba, en realidad yo quería saber y quería sentir lo que era tener sexo oral con una mujer en esta posición, era otra de mis fantasías, otra de las fantasías de mi esposo, empecé por recorrer mi cara y mi boca por su vientre, hubo un momento en que tuve su pancita de embarazada en mi cara y pues la acaricié con mucha ternura dándole muchos besos, ¡Mmmmmhhh…!, bajé un poco mi cara y me encontré con su vello púbico, sintiendo en mi cara un rico y excitante cosquilleo que empezaba a llenar nuevamente mi mente de deseo y pasión, ¡Mmmmmhhh…!, acariciando su panocha con mis manos y abriendo un poco sus labios vaginales apareció ante mi una panocha rosa, riquísima, caliente y muy húmeda, que se me antojaba, que quería yo besar y que quería yo mamar también, ¡Mmmmmhhh…!, así que acerqué mi boca a ese manjar, hasta ahora completamente nuevo para mi y posando mis labios deposité un cálido beso en esa caliente hendidura con aroma de mujer bonita, introduciendo tímidamente mi lengua. ¡Mmmmmhhh…!,

Patty estaba correspondiendo casi simultáneamente a mis caricias y besos de una manera recíproca, ¡Mmmmmhhh…!, ya que en ese momento también sentí cómo su boca y su lengua empezaban a hacer estragos en mi panocha tan caliente y tan húmeda, sintiendo un rico cosquilleo, un rico placer y una sensación nunca antes experimentada por mi, así que yo daba y ella recibía, y ella daba y yo recibía, ¡Mmmmmhhh…!, ¡Mmmmmhhh…!, qué sensación tan rica, placentera y tan confortante de sentir por primera vez que una mujer acariciaba, besaba y mamaba mi panocha y que yo también hiciera lo mismo con ella… ¡Mi primera vez…haciendo el amor con una mujer…!, ¡Mmmmmhhh…!, ¡Mmmmmhhhggg…!, ¡Aaaaagghh…!, los jadeos y gemidos de Patty, que ya en estos momentos eran mucho más intensos y más fuertes, me hicieron reaccionar, y empecé a mamar la panocha de Patty con mucho más intensidad y mayor celeridad, ¡Mmmmmhhh…!, introduciendo ahora mi lengua más profundamente, teniendo ante mi un mundo entero de nuevas sensaciones inexplicables que se agolpaban y aglutinaban en mi mente, para quedar como una parte de mi sexualidad que como mujer soy y que como mujer deseo juntamente con mi esposo. ¡Mmh!. Nuevamente empecé a gemir y a gritar como una gata en celo, ya que en esos momentos, al sentir la boca y la lengua de Patty dentro de mi, empecé a venirme en su boca de forma muy intensa y muy escandalosa, ¡¡¡Ah…, ¡¡¡Ai Paattyy…Asiii!!!, ¡¡¡Más…Patty!!!, ¡¡¡Mááás…!!!, ¡Sh…!, ¡Aah…!, ¡Oh…!, ¡Agh!, yo no quería que acabaran nunca estos momentos, y como respuesta a mi pensamiento, no tan sólo tuve un orgasmo, sino que en ese entrar y salir en mi panocha de la lengua de Patty, me vine ¡Una…!, ¡¡Dos…veces!!, ¡Sh!

¡Aah…!, ¡Oh!, ¡Agh!. Patty también se vino en mi boca en un sólo orgasmo pero intenso y muy expresivo. Así quedamos en este rico sesenta y nueve durante largo rato, hasta que Danny, con otros flashazos de la cámara nos “despertó” de este letargo amoroso y excitante en el que nos encontrábamos las dos; más fotos para mi esposo, pensé.

Danny, dejando la cámara a un lado, se acercó a nosotras ya con su verga lista y bien parada nuevamente, al parecer estaba muy excitado por todo lo que nos había visto hacer, y separándonos suavemente se acostó en medio de las dos y ambas empezamos a prodigarle caricias y besos, en estos momentos la excitación ya no cabía en mi, desbordándose nuevamente en un mar de caricias y besos tanto para Danny como para Patty, en un momento besaba y acariciaba a Danny y en otro momento besaba y acariciaba a Patty, pero la mayor parte del tiempo los besaba y los acariciaba a los dos juntos coincidiendo casi siempre en nuestras bocas cuando nos besábamos y en nuestras manos cuando acariciábamos, ¡Mmmmmhhh…!, era una sensación muy rica y muy placentera estar así los tres acostados en la cama, ¡Mmmmmhhh…!, después Patty y yo coincidimos nuestras bocas y nuestras lenguas en su verga, acariciándosela, besándosela y mamándosela entre las dos.

Así estuvimos durante algunos minutos, donde Danny nos disfrutaba a las dos, donde Patty nos disfrutaba a los dos, y donde yo disfrutaba algo completamente increíble y nuevo para mí, hasta que Patty se recostó a un lado de Danny, al parecer quería observarnos a los dos cómo nos besábamos y cómo nos acariciábamos acostados en la cama. En un momento dado yo observé a Patty que ya se encontraba boca arriba acariciándose y con sus piernas entreabiertas, y mirándola empecé a saborearme nuevamente el querer estar con ella,así que apartándome cariñosamente de Danny me subí encima de Patty, con mis rodillas a cada lado de su cuerpo y con mis nalgas y mi culo levantado, sin presionarla mucho para no lastimarle su pancita, y empecé a besarla en la boca, bajando por su cuello seguí besándola y llegando a sus tetas se las besé y se las empecé a mamar saboreando nuevamente esa suavidad y esa sensualidad que emanaban de ellas, ¡Mm h!, seguí bajando mi cara y mi cuerpo hasta llegar a su pancita que volví a acariciar y a besar dulcemente, y llegando a su rica y deliciosa panocha empecé a besarla y a mamarla metiéndole mi lengua y saboreando ese rico néctar que sólo nosotras las mujeres sabemos y dejamos fluir libremente. Yo levantaba más mis nalgas y mi culo con el propósito de que Danny me observara y sin tener que decirle nada se colocara atrás de mi ya que yo quería sentirlo en esa posición de a perrito, no hizo falta que yo pidiera nada, Danny al verme en esa posición se relamió los labios dio un pequeño gemido indicándome que me iba a embestir en mi panocha desde atrás, ¡Mmh!, así que se incorporó, colocó la punta de su verga en mi panocha y sin ningún miramiento la metió de golpe toda hasta el fondo, sintiendo yo que me penetraba y que llegaba hasta mi garganta, ¡Agh!, y transmitiéndole, por consecuencia, a Patty una mamada mucho mayor a su rica panochita.

Otra vez vino a mi pensamiento mi esposo el cual deseaba que sí estuviera en este momento con nosotros para que él también viera y disfrutara lo mismo que yo estaba disfrutando, ya que esta posición es una de las fantasías que tenemos mi esposo y yo, creo que definitivamente sí me hace falta él para poder disfrutar juntos al cien por ciento nuestra sexualidad y erotismo, ya que yo sola no podría estar en circunstancias parecidas con otra persona o con otra pareja si mi esposo no lo supiera, pues todo lo que mi esposo y yo queremos o sentimos o hacemos, lo queremos, lo sentimos y lo hacemos siempre juntos… En ese momento coincidentemente Patty dijo que le llamáramos a mi esposo por teléfono para que por lo menos escuchara lo que estábamos haciendo los tres en la cama, así que le marcó y se pusieron a platicar muy cachondamente y diciéndole todo lo que estábamos haciendo, ¡Mmmmmhhh…!, Patty me pasó el teléfono unos momentos y al escuchar la voz de mi esposo le dije que lo extrañaba mucho y que deseaba que estuviera con nosotros, él me dijo que a él también le hubiera gustado estar, y que estaba súper caliente por lo que se iba a hacer una paja porque ya no aguantaba más, yo le dije que estaba bien, y me dijo que le pasara a Patty ya que quería hacerse la paja para que ella lo escuchara, ¡Mmmmmhhh…!, y por los gemidos que Danny me estaba haciendo tener, no pude hablar más con él, le pasé el teléfono a Patty y siguieron platicando, yo ya no podía hablar, ya que Danny seguía penetrándome ricamente y pues mi esposo sólo escuchaba mis gemidos a través del teléfono, y yo pensando en la rica paja que se estaba haciendo a oidos de Patty, al poco rato colgaron y continuamos con lo que estábamos haciendo…

¡Mh!, ¡Ah!, Fueron los gemidos de Danny y Patty los que me sacaron de mi ensimismamiento marital, y volviendo a la caliente y excitante realidad en la que estaba viviendo en ese momento, Danny seguía cogíéndome fuertemente, ¡Mmmmmhhh…!, y yo continuaba mamándole su panocha a Patty, , era una doble sensación increíble y muy placentera, ya que a mi me encanta hacer con mi esposo esta posición de a perrito, Danny metía y sacaba su verga de mi panocha, primero lentamente y despacio, , luego, acelerando sus movimientos hasta hacer que yo empezara a gemir y a casi gritar, pues no podía por tener mi boca ocupada en la panocha de Patty, y en ese mete y saca tan fuerte y casi violento que sacudía mis nalgas y a la vez bamboleaba mis pechos y no aguantando más, me vine estrepitosamente en un espléndido orgasmo, ¡Agh!, que en esa continuidad que Danny no detenía y seguía dándome, me vine otras dos veces maravillosamente, ¡Agh!, ¡Oh!, ¡Ah!. y Patty también ya no aguantando más se vino en mi boca, sintiendo y saboreando sus jugos y experimentando y disfrutando de esas convulsiones espasmódicas que tenemos las mujeres cuando nos venimos… ¡Mh…!, Danny al parecer quería continuar con esta doble sesión ya que no se vino.

Quedamos los tres tendidos en la cama descansando después de esta última sesión tan excitante que habíamos tenido, ¡Mmh!, Danny en medio de nosotras, mientras nos besábamos y nos acariciábamos mutuamente los tres, como preparándonos para otra rica sesión de sexo que tendríamos, parece ser que queríamos que nunca se acabaran estos momentos, así que después de descansar unos minutos Danny se incorporó un poco y abriéndole las piernas a su esposa se colocó en medio de ella y colocó la cabeza de su verga en la entrada de su panocha y con mucho cuidado la introdujo, al principio entraba y salía despacio y ya después un poco más rápido, , mientras él cogía a su esposa, ella y yo nos estábamos besando y acariciando, como para duplicar ese placer que ella estaba sintiendo, ¡Mmmmmhhh…!, después de un rato, no tardó mucho y entre gemidos y grititos empezó a venirse ricamente, por un lado sintiendo la verga de su esposo y por otro lado mis caricias y besos que le estaba prodigando, ¡Mmmmmhhh…!, esto a mi me hizo que me calentara y excitara nuevamente, ¡Mmmmmhhh…!, así que ahora yo estaba besándolos y acariciándolos a los dos, como queriendo darles doble placer, y Danny, otra vez no se vino…parece ser que quería continuar…

Danny se acostó otra vez entre las dos para descansar un poco, yo me encontraba todavía muy caliente y muy excitada, ¡Mmmmmhhh…!, así que empecé a besarlo y a acariciarlo tomando su verga entre mis manos, que todavía seguía dura, caliente y aún con el sabor y los líquidos que Patty le había brindado, ¡Mmmmmhhh…!, él me miró a los ojos diciéndome que ahora me tocaba a mi, y yo deseándolo más de lo que él pensaba, por toda respuesta me incorporé sobre la cama y abriendo mis piernas me senté sobre él, ¡Mmmmmhhh…!, abrazándolo y recostando mi pecho sobre su pecho, sintiendo y disponiéndome a disfrutar de otra posición que a mi y a mi esposo nos encanta, la de a caballo, venía otra vez a mi mente mi esposo, pero para ser sincera esta ocasión no pensé en él, sino que en esos momentos solo quería estar con Danny y con Patty, que por cierto ella nos observaba muy atentamente y muy calientemente. ¡Mmmmmhhh…!. En esos momentos me coloqué la verga de Danny en la entrada de mi panocha y sentándome en ella, me la introduje de un solo golpe profundamente y hasta el fondo, ¡Qué rico…! y ¡Qué delicioso…!, .
Al principio lo empecé a cabalgar lentamente como disfrutando en cámara lenta todos y cada uno de sus movimientos, sintiendo su grosura y su longitud, sintiendo cómo se deslizaba dentro de mi, en un entrar y salir que extasiaban todos mis pensamientos y sentimientos,., Patty nos observaba, yo subía y bajaba de su verga de manera más rápida y fuerte, las embestidas de Danny se intensificaron casi enseguida con movimientos mucho más rápidos y más fuertes durante unos minutos hasta que tuve mi primer orgasmo de esta sesión sublime…¡Mh!, ¡Agh!, parecía que Danny no tenía fin y continuó cogiéndome en esa posición hasta yo alcanzar ¡uno…!, ¡dos…!, ¡tres…!, orgasmos otra vez… ¡Agh!, ¡Oh…!, ¡Ah!. Danny en todo este ajetreo y mezcla de gemidos y jadeos que teníamos entre los tres, se vino fuertemente derramando su leche dentro de mi, gimiendo y gritando de mucho placer que sentía al tener su verga dentro de mí… ¡Mgh!, ¡Oh!, ¡Mgh! ¡Oh!, Yo terminé exhausta quedándome con su verga dentro de mi y recostada en su pecho durante unos minutos y Patty se recostó a un lado junto a nosotros.

Después de algún tiempo yo me bajé de Danny y quedamos recostados lateralmente en la cama descansando plácidamente, yo quedé en medio y Patty se puso a mi lado izquierdo abrazándome, y Danny quedó a mi lado derecho abrazándonos a las dos. No nos percatamos de la hora que era, eran casi las dos de la mañana, y pues como ya estábamos un poco cansados los tres, empezamos a quedarnos dormidos, Patty se acomodó sobre mi pecho y se quedó dormida en mis brazos, yo me dormí poco tiempo después, pasaron unos treinta minutos y el frío nos despertó, a lo que nos acomodamos bien en la cama con almohadas, sábanas y cobertores, habíamos acordado levantarnos a las seis de la mañana, ya que había que ir a trabajar. Ahora Danny quedó en medio de las dos abrazando a su esposa por la espalda y yo a espaldas de Danny abrazándolo a él y a ella también. ¡Mmmmmhhh…!, A los pocos minutos Patty se quedó profundamente dormida, yo no podía conciliar el sueño esta vez, sin embargo ya empezaba a quedarme dormida, cuando sentí que Danny se levantó al baño a tomar un poco de agua, poco después se volvió a acostar otra vez en medio de las dos, sólo que ahora me abrazaba de espaldas a mí, ¡Mmmmmhhh…!, y Patty seguía durmiendo plácidamente, pero al parecer Danny no podía conciliar el sueño ya que se movía mucho y se escuchaba su respiración un poco entrecortada. Yo nuevamente hice el intento de dormirme, cuando de repente sonó mi celular, me levanté a contestar, era mi esposo que llamaba para ver como estábamos y preguntaba si habíamos continuado con la velada, yo le contesté que ya no, que ya casi estábamos durmiendo, porque Danny se había sentido muy cansado y que por insomnio de otras noches traía el sueño atrasado, y que quería dormir pero no podía, así que le dije que yo le llamaba cuando nos levantáramos y ya nos fuéramos del motel.

Volví a acostarme junto a Danny, ahora quedando de frente hacia él y abrazándonos empecé a arrullarlo como a un bebé, diciéndole al oído cosas bonitas y bellas, a la vez que acariciaba con suavidad y delicadeza su cabello, su cara, su cuello, su espalda, su cintura, le daba besitos tiernos para que se tranquilizara y que pudiera conciliar el sueño, Patty seguía durmiendo profundamente, yo continuaba con mis arrumacos y él, correspondiendo a mis tiernas caricias, me devolvía los besos tiernos que le daba y acariciaba también suavemente mi cabello, mi cara, mi cuello, mi espalda, mi cintura, así estuvimos durante unos diez minutos, de repente empezó a acariciar mis nalgas con suavidad, y yo por reflejo, puse también mis manos suavemente en sus nalgas acariciándoselas, y juntando nuestras bocas en un beso tierno, se fue convirtiendo en un beso apasionado y lujuriante que despertó nuevamente nuestros deseos y nuestros instintos, ¡Mmmmmhhh…!, ¡Mmmmmhhh…!, desembocando en una gran oleada de besos y caricias mucho más intensas que despertaban nuevamente nuestra lujuriosa libido, yo empezaba a sentir en mi vientre y en mi panocha ya la dureza de su verga, pasé mi mano adelante y la puse sobre su verga que ya estaba dura, comprobando con esto que él quería nuevamente coger conmigo, ¡Mmmmmhhh…!, él acarició mi panocha que ya para ese momento estaba mojada y metió sus dedos comprobando con esto que yo también quería nuevamente coger con él, , Danny continuaba con su mano en mi panocha y con sus dedos dentro de mi, proporcionándome placer a granel, ¡Mmmmmhhh…!, y yo acariciaba su verga con más ahínco y más placer, sintiendo que se ponía mucho más dura y más gruesa, ¡Mh!, yo empecé a gemir tímidamente para no despertar a Patty que todavía seguía dormida, , pero por las caricias que me estaba proporcionando Danny con mucho mayor intensidad, empecé a sentir que me venía ¡Mh!, y por consecuencia mis gemidos fueron más intensos, ¡Msh!, explotando así en un silencioso, pero rico y delicioso orgasmo que quería seguir saboreando.

Danny, sin decirme nada, retiró su mano de mi panocha y me abrió completamente las piernas, ¡Mmmmmmmmhhh…!, se subió encima de mi y sin contemplación alguna me enterró su verga de un solo golpe hasta el fondo de mi panocha volviéndola a sentir hasta mi garganta, ¡Agh!, ya no podía contener mis gemidos y estos se escuchaban ya en toda la habitación, despertando ahora sí a Patty de su dulce y profundo sueño, ella nos escuchaba y nos observaba a través de la penumbra con extasiada excitación de cómo su esposo me cogía y me cogía, con fuerza y con más fuerza, y ya se escuchaban de Patty pequeños gemidos de su boca, se estaba masturbando. Y sintiendo todo el peso de Danny encima de mi, su cuerpo contra mi cuerpo con mis piernas completamente abiertas recibiendo en mi panocha su rica y esquisita verga, sintiendo y escuchando como sus huevos chocaban contra mis nalgas, en ese momento tuve ¡Otro orgasmo…!, ¡Agh!, y ¡Otro…! ¡Agh!, y ¡Otro más…! ¡¡Agh!!, de al parecer esta última sesión de Pasión, Amor y Sexo que tendríamos…, ¡Agh!!, al lado ya se escuchaban más fuertes los gemidos de Patty que al parecer estaba masturbándose con mucho mayor placer y fuerza, ¡Msh!, a lo que yo quise invitarla que se acercara con nosotros, pero no podía pronunciar palabra alguna por todos los gemidos de placer que me estaba dando su esposo, y sin sacar su verga de mi panocha, Danny levantó mis piernas colocándolas sobre sus hombros, y empezó a bombear nuevamente en un entrar y salir de su verga, ¡Mmh!, que nuevamente empezaban a llevarme al clímax de mi excitación, nuevamente sintiendo su cuerpo en mi cuerpo y sus huevos chocando contra mis nalgas, tuve otro orgasmo más de los que pensaba iba a tener, ¡Mgh…!, , ¡Agh!, y efectivamente Danny continuó en ese mete y saca tan fuerte y tan rápido que exploté en el último orgasmo sublime y completamente delicioso, ¡¡¡Ah, ¡¡¡Asiii Daaannyyy… Asi!, ¡¡¡Más…Dany!!!, ¡¡¡Más!!!, ¡Agh!, ¡Oh!, ¡Ah!. el último y mejor de todos los orgasmos que me haya proporcionado Danny en toda la noche, y unos segundos después Danny explotó en su orgasmo seminal derramando toda su leche dentro de mi, en un rugir de gemidos que parecían no tener fin y que llenaban más fuertemente toda la habitación. ¡Mh! ¡Oh!, ¡Mh!, ¡Oh! ¡Oh!, ¡¡¡Requete-Contra-Archi-Super-Extra-Ultra…Excitante…!!!

Y después de varios minutos de estar en este mar de jadeos y gemidos que pareciera que nunca iban a terminar y que retumbaban gratamente en nuestros oídos, quedamos tendidos en la cama, Danny otra vez en medio de las dos. Yo pensaba en lo increíble de todo lo que podemos decir, sentir, experimentar, expresar, gemir y gritar, por el placer que proporcionamos cuando existe el deseo, la pasión y el amor. Y otra vez, viniendo a mi mente mi esposo, pensaba en lo bien que lo pasé, pero pensaba también en lo mucho mejor que la hubiera pasado si él hubiera estado conmigo y con nosotros. Así que empezó a hacerse la calma y empezamos a tranquilizarnos y a relajarnos totalmente, ya que ahora sí, el cansancio y el sueño nos fue venciendo rápidamente, quedando totalmente exhaustos los tres abrazados, Patty fue la primera en dormirse, al parecer esta ultima sesión de sexo que tuvimos sirvió como terapia para que Danny pudiera descansar y dormir, ya que él también se durmió casi enseguida. A los pocos minutos ya escuchaba la respiración profunda de ambos como música sensual para mis oídos, como esperando que ambos se durmieran, como velando su sueño y así yo poder dormirme también, recordando todos los momentos anteriores que había sentido y experimentado unas horas antes. Nos quedamos plácidamente dormidos en un sueño erótico y sensual del que no quisiéramos despertar para seguir disfrutando de estos placeres que nos da la vida a través del sexo.

Eran las seis de la mañana, y pensé que todo había sido un sueño y una fantasía más, pero los besos y caricias de Danny me despertaron con cierta extrañeza y agrado, yo no quería despertarme de ese sueño llamado deseo, pero al escuchar la voz de Danny y al abrir los ojos, comprobaba con gusto y placer de que no había sido un sueño y tampoco había sido una fantasía, Patty me saludaba con una sonrisa y un beso. Todo lo que viví y todo lo que experimenté la noche anterior, había sido realidad y ahora volvía a la realidad para la realidad, en sueños y fantasías hechas realidad, yo despertaba como una mujer diferente; como una amante correspondida por su amante, él; como una amante correspondida por su amante, ella; como una amante correspondida por sus amantes, Danny y Patty; pero como una amante esposa, que tenía algo nuevo y maravilloso qué platicar y qué compartir con su amante esposo… ¡Mi esposo…! me acordé de que tenía que llamarle por teléfono para decirle que ya iba de regreso a casa, le marqué y me contestó muy emocionado y excitado todavía, diciéndome lo mucho que me ama y lo mucho que me quiere, sentía raro y algo de excitación despertarme fuera de mi cama, (algunas muy pocas ocasiones me había ausentado de casa por cuestiones familiares o cuestiones de la empresa donde trabajo), pero nunca en una situación como esta, en la que me tocaba despertar por teléfono a mi esposo desde un cuarto de hotel donde había estado con un par de estupendos amantes y que había disfrutado al máximo esta aventura que entre mi esposo y yo habíamos diseñado con mucho tiempo y con mucho cuidado… Le pasé el celular a Danny el cuál lo saludó con gusto y muy efusivamente, así también Patty saludó y platicó breves momentos con mi esposo comunicándole que estaríamos en contacto en breve para continuar con esta relación de amistad que había nacido ya, y poder estar los cuatro juntos, este detalle me hizo sentir segura y muy bien, ya que hasta el último momento de esta hermosa velada y esta bella aventura que viví, estuvo siempre presente y conmigo mi esposo…mi amado esposo…

Nos aseamos un poco, nos vestimos lentamente como no queriendo que se terminaran estos momentos, y arreglando y guardando nuestras cosas salimos del hotel, fuimos hasta donde había guardado mi auto, me despedí de Patty con un abrazo y un tierno beso en la boca, diciéndome que pronto nos veríamos, y Danny en un abrazo más intenso, como no queriendo separarse, se despidió de mi con un beso en la boca y diciéndome lo bien que la había pasado y que pronto nos volveríamos a ver…

Subí a mi auto, y en el camino pensaba y reflexionaba, creo que ya no podía ni quería pensar, sólo quería llegar a casa y estar con mi esposo. Llegando, él me recibió con mucho amor y mucho deseo, le dije en esos momentos que me iba a bañar, pero él me dijo que no lo hiciera, que quería sentir y percibir el aroma fresco a Patty y a Danny que yo traía , y sin más nos desnudamos rápidamente y nos acostamos en la cama, estábamos más que calientes, y platicándole algunos detalles de cómo yo había disfrutado con ellos, y besándome en la boca apasionadamente, abriéndome las piernas se subió encima de mi, haciéndome el amor con una pasión y placer diferentes, mucho más intensos y mucho más apasionados… ¡Mmmmmmmhhh…!, (parecíamos unos jovencitos calientes y cachondos…), yo tuve otros tres intensos y deliciosos orgasmos, que disfruté hasta lo más intimo de mi ser ahora con mi esposo, al cual quiero y amo con todo mi corazón… , él se vino también con mucho placer derramando su leche abundantemente dentro de mi… ¡Mmmmmmmhhh…!, y nos quedamos dormidos plácidamente…

Ese día yo tenía un compromiso, eran poco más de las diez de la mañana y al despertarme pensaba que iba a sentirme mal y que iba a tener una cruda física y moral, pensando en lo que había ocurrido la noche anterior y de que me iba a arrepentir, pero no fue así, con un beso cariñoso y tierno de mi esposo que me despertaba en esos momentos, confirmaba de que era una nueva y bonita sensación y un sentimiento agradable de poder compartir con otra pareja algo de mi, algo de mi esposo, algo de nosotros… algo, que se llama Amistad y Amor… No habían pasado ni veinticuatro horas y yo ya empezaba a extrañarlos… curiosamente mi esposo sintió lo mismo también… Creo que ahora amo mucho más a mi esposo y me siento mucho más enamorada de él. Por cierto, la rosa que me regalaron Patty y Danny la dejé en el auto, se marchitó y casi se secó, mi esposo me dijo que iba a hacer lo posible por revivirla, y con música, con palabras tiernas, un poco de cariño y mucho Amor… ¡La Rosa revivió…!, ¡Abrió perfectamente sus pétalos y hasta casi cambió a color rojo,...!, ¿Qué les parece…?, pensamos que es una prueba de que la amistad entre ellos y nosotros puede florecer bellamente…

Al parecer se nos despertó el adolescente que traemos dentro y también se nos despertó el volcán que estaba un poco apagado y que ahora empieza a hacer erupción… mi esposo quedó fascinado y muy excitado con las fotos que nos tomamos ese día, estaban súper calientes y súper cachondas, los tres desnudos y en esas posiciones tan excitantes… él siempre deseó verme haciendo el amor con otra mujer y siempre deseó también verme cogiendo con otro hombre, así que cuando ve estas fotos, ya no sabe qué hacer con tantas erecciones que tiene, sólo espera que podamos estar pronto juntos los cuatro y así realizar al cien por ciento nuestras fantasías… y yo le digo que: “La espera del momento en que estemos juntos los cuatro, solo hará más intensa y completa esta experiencia…”.

Fin de la primera parte LIPA. Continuará…

(Agradeceremos sus comentarios a: singlessw@yahoo.com.mx ó singlessw@hotmail.com)

 Comentarios

<< Esperé 6 años Sacrificio >>

Guardar esta página

Añadir a "digg"
Añadir a "del.icio.us"
Añadir a "MyWeb"
AddThis Social Bookmark Button

Hall of Fame


Vane
Modelo: Vane
Joana
Modelo: Joana
Lyudmila
Modelo: Lyudmila
Eneimar
Modelo: Eneimar
Mi novia
Modelo: Mi novia
Sophie la plus belle
Modelo: Sophie la plus belle



Ayuda VIP - Contacto - Publicidad - Información legal - Intercambios - Enlaces - Enviar fotos - Enviar videos

Español - English - Deutsch

Esta es una página de contenido adulto, tienes que tener más de 18 años para acceder a ella. Todas las personas que aparecen en esta página son mayores de edad. Aviso para padres: recomendamos la activación del asesor de contenidos del navegador para bloquear el acceso de menores de edad.