ES EN DE Identificarse | Enviar fotos | Enviar videos


Hall of Fame


Conejera
Modelo: Conejera
Sorpresa titis
Modelo: Sorpresa titis
Gatita Hot
Modelo: Gatita Hot
Nataly
Modelo: Nataly
Gordi
Modelo: Gordi
Jose
Modelo: Jose
      

Relatos eróticos > Gays

AddThis Feed Button RSS
Orgías (56)
Amor filial (79)
Intercambios (51)
Confesiones (119)
Fantasías (18)
Infidelidades (140)
Gays (53)
Hetero (51)
No consentido (25)
Dominación (33)
Primera vez (49)
Maduras (42)
Lésbicos (19)
Varios (35)
Sexo virtual (11)
Control mental (4)


<< Mi masajista y mi marido Mi hemanita Pili >>

Violado por el profe
Autor: anómimo - Categoría: Gays

Este es la historia de una mala experiencia que tuve en mi adolescencia con un profesor violador y sus amigos, en una orgía de sexo brutal forzado hasta que me hiciera gay, aunque ya había follado otras veces.

Una tarde de verano me encontré con Gabo, profesor de 51 años de primaria. Desde meses de 2005 me invitaba a tener sexo con él porque le gustaba follar estudiantes y hombres que les gustaba.
Accedí de tanto insistirme y lo invité a mi pequeño cuarto que alquilaba porque me encanta el sexo entre hombres y hacer de pasivo. Se acercó a mi cama y me dijo al oído que le tocara su gruezo pene mientras me acariciaba el cuello y mi pecho con sus manos.

- Esta es mi mejor tiza que les enseño a mis alumnos maricas y contigo vas a tener la mejor clase que te haré gritar en varios idiomas-, dijo. Como era un poco fornido se sacó el pantalón, boxer y toda la ropa hasta quedar desnudo junto a mi.

Me hizo sentar al filo de la cama e inclinó mi boca sobre su glande que era bien grande y me pidió con dureza que saboreara su pene erecto, mientras me quitaba mi ropa.

Luego con fuerza me ubicó boca abajo en la cama y con un brazo me presionaba contra el colchón y con la otra buscaba metemerme sus 25 centímetros de verga en mi culo. Me resistía un poco por su agresividad y en el forcejeo entró su enorme pija que era como una brasa de fuego, un hierro candente que atravezaba mi ano y el recto.

Un grito de dolor salió de mi garganta mientras el brutal acto de Gabo, se dibujaba en una sonrisa lujuriosa de sus labios y con violencia mi tiraba que el dolor llegaba a mi estómago.

- Te gusta marica?-, me gritaba mientras me mordía mi cuello y espalda. Era una bestia salvaje sobre mi que no resistía hasta que sentí su primera descarga de semen en mi culo. Dije entre mi que alivio pero había traido juguetes en su portafolio para seguir urgando mi trasero hasta que su pene se ponga erecto de nuevo.

Un consolador grande fue lo primero que me introdujo y me abría mi ano para que ingresara hasta el fondo. Esto lo hago para que no me olviden maricas afeminados, manifestó, en tanto su pene nuevamente cobraba fuerza. Nuevamente me hizo mamar su verga hasta ponerse dura, mientras tomaba licor que había traído y me daba también. Me decía que era para amortiguar lo que venía en la segunda jornada de verga.

Otra vez con fuerza me puso a filo de cama y de un solo tajo me mandó su pene hasta el fondo de mi ser y repetía los movimientos más violentos que la primera follada. Le pedía de favor que no lo hiciera, pero esas súplicas para él era como pedirle más violencia. Me ubicó en todas las posiciones y me daba trago y en ese trance sentía sangre que me salía de mi trasero.

Me llevó al baño y me puso en la regadera, pero sus instintos lascivos y de profesor violador no pararon hasta que por segunda vez eyaculó sobre mi cara y que me tragara el semen que emanaba de su pene.

Antes de llegar a mi cuarto había invitado a dos amigos más, los que llegaron una hora después de haber estado follando conmigo. Abrió la puerta de mi cuarto y los hizo pasar donde yo estaba.
Les indicó apuntándome con su dedo hacía mi que había que hacerme mujercita a como de lugar. Me dieron más trago y en el trance de enbriaguez observaba como se desnudaban y se acercaban a mi con sus gruezas pijas a repetir las mismas acciones que había hecho con el profesor Gabo.

El primero me metió su pene y salvajemente también me violaba y su amigo me acariciaba mis pechos y doblaba mi pene hacía atrás.

- Dale, dale verga a este marica que ya mismo es mujer. Ya mismo el culo se la hace vagina. Métele verga hasta las bolas-, gritaban eufóricos y de sus bocas emanan olor a licor y cigarrillo.

Me besaban mordiendo mis labios, turnándo mi ano en sus vergas hasta que un momento sentí desmayarme. No aguantaba más pero me reanimaban con aguardiente hasta perder el conocimiento. La orgía bestial de sexo había terminado en la madrugada, me dijo. Al día siguiente me levanté con guallabo y observaba como estaba mi cama sucia de todo y empapada de semen y orina.

Botellas de licor y colillas de cigarrillo por el suelo con una nota escrita con marcador:

- Gracias puta marica y te ganastes el pase de año y si avisas te violaré en orgía nuevamente por que es rico tu culo.

Profesor, bestia salvaje

<< Mi masajista y mi marido Mi hemanita Pili >>

Guardar esta página

Añadir a "digg"
Añadir a "del.icio.us"
Añadir a "MyWeb"
AddThis Social Bookmark Button

Hall of Fame


Sorpresa titis
Modelo: Sorpresa titis
Alejandra
Modelo: Alejandra
Soraya
Modelo: Soraya
Dama de Hierro
Modelo: Dama de Hierro
Mary
Modelo: Mary
Ricky
Modelo: Ricky



Ayuda VIP - Contacto - Publicidad - Informaciˇn legal - Intercambios - Enlaces - Enviar fotos - Enviar videos

Español - English - Deutsch

Esta es una página de contenido adulto, tienes que tener más de 18 años para acceder a ella. Todas las personas que aparecen en esta página son mayores de edad. Aviso para padres: recomendamos la activación del asesor de contenidos del navegador para bloquear el acceso de menores de edad.