ES EN DE Identificarse | Enviar fotos | Enviar videos


Hall of Fame


Mariela
Modelo: Mariela
Zobeida
Modelo: Zobeida
Kathy
Modelo: Kathy
Tatia
Modelo: Tatia
Casalserrano
Modelo: Casalserrano
Leamore1989
Modelo: Leamore1989
      

Relatos eróticos > Infidelidades

AddThis Feed Button RSS
Orgías (56)
Amor filial (79)
Intercambios (51)
Confesiones (119)
Fantasías (18)
Infidelidades (140)
Gays (53)
Hetero (51)
No consentido (25)
Dominación (33)
Primera vez (49)
Maduras (42)
Lésbicos (19)
Varios (35)
Sexo virtual (11)
Control mental (4)


<< Lo necesitaba Amor de hermanos >>

Con el amigo de mi marido
Autor: anómimo - Categoría: Infidelidades

Hola me llamo Teresa y tengo 44 años, casada y con dos hijos. Esto me ocurrió hace dos años cuando un amigo de mi marido se había divorciado hacía 5 meses y quería relajarse un poco durante un fin de semana. Mis hijos estaban de vacaciones en un campamento de verano y Ric llegó el virnes por la tarde. Nos reimos juntos recordando viejos tiempos y tuvimos una barbacoa bien regada de buenos vinos que continuaron con licores.

Yo fui a poner sábanas a la cama de Ric y tenía su maleta entreabierta y pude ver unas pastillitas de color morado triangulares y cuando las tenía en las manos, Ric estaba detrás y me dijo que eran para satisfacer sin cansancio a cualquier mujer. Me quedé un tanto ruborizada, aunque noté un escalofrío grande cuando me apoyó sus manos en mis hombros y me dijo si quería ser ella quien lo probase. Quité sus manos de encima y me dijo que no me enfadase, que él la tomaba por si durante la noche pensaba de otra manera. Me dijo que mi marido estaba bastante bebido y que no tardaría en caer como un oso y que entonces podría ver en realidad qué era un hombre de verdad, pues además de tomar eso llevaba sin probar una mujer desde que se separó y estaba como un semental en celo.

Me fuí de la habitación y mi marido estaba en el sofá roncando y con una buena melopea. Lo acostamos juntos y ni se enteró de nada. Ric cerró la puerta de la habitación y se oían los ronquidos desde el salón.

Yo me fumé un cigarrillo y me iba a ir a dormir, cuando Ric se acercó pidiendo disculpas por lo de antes, pero que se mantenía en pié en lo dicho, pues desde hace mucho tiempo me deseaba con todas sus fuerzas.
Yo estaba mal y bien a la vez. No sabía cómo podía acabar aquello y cuando me iba a levantar para irme, él me cogió el brazo y me apretó contra él en el sofá.

Me besó con pasión y yo me entregué con una excitación enorme. Me besó el cuello, la boca y los pezones y me guió mi mano hasta su entrepierna. Esto me produjo el que mis braguitas se mojasen abundantemente al notar aquel pene tan erector a través del pantalón. Me dijo que estaba a mi servicio durante toda la noche y que quería llenarme con todos sus líquidos que había guardado para mí durante tanto tiempo.

Estaba chorreando, pero le pregunté si llevaba condones, a lo que me respondió que no, que quería que sintiese su semen dentro de mí. Le puse trabas, pero él comenzó a acariciar mi entrepierna a través de mis braguitas. Me hizo ver las estrellas de felicidad y cuando estaba en un orgasmo indescriptible, noté como su gran miembro me penetraba al haberlas retirado a un lado. Quise retirarle, pero él estaba muy excitado y fue imposible. Me cabalgó como nadie lo había hecho jamás y sin tardar ni cinco minutos tuvo una impresionante corrida dentro de mí. Aquello no paraba de soltarme semen y más semen. Yo tuve un orgasmo múltiple y me abandoné a mi suerte. La lujuria había podido y estaba poniendo los cuernos a mi marido en mi casa con él dentro y su buen amigo.

Ric no paró en un par de horas de follarme de todas las posturas, pero siempre se me venía en la vagina, con espasmos llenos de semen que me quemaba dentro, profundamente. Se corrió al menos 5 veces más.

Me fuí a duchar y me acosté con mi marido, amaneciendo todos un poco tarde.

Después de comer, Ric recibió una llamada y tuvo que adelantar su regreso, diciendome que sentía no quedarse también esa noche para que lo dejase completamente seco, aunque ya me había descargado bastante.

Un mes más tarde me dí cuenta que tenía un retraso y el ginecólogo me dijo que estaba embarazada. Estaba embarazada de Ric, de esa noche de sexo sin freno, y tenía que hacer algo. Mi marido tiene la vasectomía y no puede tener hijo.

Tuve que abortar y el caso es que después de dos años, Ric me ha llamado diciendo que quiere venir para relajarse un poco y que quiere dejarme embarazada de nuevo. Tomaré algo y que venga, pues ansío su esperma dentro de mí de nuevo. O quizás no tome nada, ya veremos.

Saludos a todas y si no os follan en casa, que vengan de fuera a hacerlo.



<< Lo necesitaba Amor de hermanos >>

Guardar esta página

Añadir a "digg"
Añadir a "del.icio.us"
Añadir a "MyWeb"
AddThis Social Bookmark Button

Hall of Fame


Fernanda
Modelo: Fernanda
Sol
Modelo: Sol
Amigas morbosas
Modelo: Amigas morbosas
Iza
Modelo: Iza
Amiga
Modelo: Amiga
Zobeida
Modelo: Zobeida



Ayuda VIP - Contacto - Publicidad - Informaciˇn legal - Intercambios - Enlaces - Enviar fotos - Enviar videos

Español - English - Deutsch

Esta es una página de contenido adulto, tienes que tener más de 18 años para acceder a ella. Todas las personas que aparecen en esta página son mayores de edad. Aviso para padres: recomendamos la activación del asesor de contenidos del navegador para bloquear el acceso de menores de edad.